+ Uno cayó del árbol de aguacate, otro, de una camioneta.

 

URUAPAN, Michoacán, 23 de noviembre de 2022.- Los diversos riesgos que tienen que sortear los cerca de 50 mil cortadores de aguacate en la franja productora, son diversos, desde la caída de lo alto de los árboles o de las camionetas donde viajan hacinados las cuadrillas; en accidente vehicular, electrocutados en las huertas o fulminados por un rayo en temporada de lluvia.

 

En los últimos días, ingresaron dos cortadores de aguacate, al Hospital Regional, ambos, por caída y con fractura de cráneo severa, inconscientes, y en calidad de desconocidos, inicialmente.

 

A principios de mes, fue llevado un joven de unos 30 años de edad, al Hospital Regional, a bordo de la camioneta de los cortadores, luego de que la víctima, cayera de lo alto de un árbol, en una huerta de aguacate, por el rumbo de Caltzontzin.

 

Tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, por traumatismo craneoencefálico, ser atendido de los diversos golpes y atenderlo con respiración artificial. Al parecer, se llama José Luis Fuentes Pineda, pero no se ha corroborado el dato. Está a salvo y en calidad de desconocido.

 

Hace dos días, de nueva cuenta, una camioneta de cortadores de aguacate, llevó a una persona, que dijeron, se cayó de la camioneta en movimiento, por el rumbo del Cereso, quien sufrió fractura de cráneo y golpes diversos.

 

Tras ser atendido, también en el Hospital Regional, se recupera satisfactoriamente, dijo llamarse Mario Alberto, de 30 años y tener su domicilio en la colonia Progreso Social.

 

Así, sin prestaciones, sueldos paupérrimos, traslados inhumanos, trabajan más de 50 mil jornaleros, en los 51 municipios, de los 113, que producen el oro verde, entre ellos, Peribán, Los Reyes, Uruapan, Tancítaro, Salvador Escalante, Tacámbaro, Ario de Rosales y Nuevo Parangaricutiro, entre otros.

 

Más de dos millones de toneladas de aguacate, se exportan al mundo, principalmente al vecino país del norte, de unas 200 mil hectáreas, donde se cultiva el aguacate, comercializado y exportado por la Asociación de Productores, Empacadores y Exportadores de Aguacate de México (Apeam), que obtiene miles de millones de dólares.