Ingredientes

  • 4 muslos de pollo, sin piel
  • 4 piernas de pollo, sin piel (o pueden prepararlo con pechugas si no les gustan los huesitos)
  • 400 gramos de papas Cambray
  • 5 zanahorias grandes
  • 4 calabacitas
  • 3 cebollitas Cambray
  • 2 tazas de caldo de pollo sin grasa
  • ½ cucharadita de hojas de tomillo secas, machacadas
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 pizca de sal de grano
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 2 cucharaditas de fécula de maíz
  • 3 cucharadas de agua
  • ½ taza de chícharos

Preparación

En un sartén grande calienta el aceite. Añade las piezas de pollo y dóralas hasta que estén parejas. Resérvalas en un plato.
Corta las papas, sin pelar, en cuartos. Pela y corta las zanahorias en rodajas, rebana de igual modo las calabacitas, y parte las cebollitas por la mitad. Agrega estas verduras al sartén del pollo y cocina durante 4 minutos a fuego medio.
Añade el caldo de pollo, el tomillo y la pimienta al mismo sartén y hierve. Incorpora las piezas de pollo previamente cocinadas, una pizca de sal de grano y el ajo en polvo; revuelve y baja la flama. Deja que hierva a fuego bajo durante 20 minutos o hasta que el jugo del pollo salga claro al picar la pieza con un tenedor. Pasa el pollo y las verduras a un tazón y mantenlos calientes.
En una taza, disuelve la fécula en el agua y viértela en el líquido de la olla en la que cocinaste el pollo con las verduras. Sube la flama y agrega los chícharos, cocina durante 4 minutos o hasta que la mezcla se espese. Vierte la salsa sobre el pollo y sirve.
Este plato lo puedes acompañar con una rica ensalada o con arroz blanco.