LUZ DIAZ/ URUAPAN, MICH./ JUE-17-MAY/ El rango de edad de las mujeres violentadas peligrosamente va en aumento, lo cual deriva en mayor número de abortos, discapacidades e incluso la muerte; sin embargo pese a ser un grave problema de salud pública existe resistencia por las ofendidas en denunciar o renunciar definitivamente a su pareja, lo cual hace más grave el problema para el sector salud y autoridades municipales.

Lo anterior quedó de manifiesto durante el “Primer Curso de Capacitación a Redes para la Atención de la Violencia Familiar”, efectuado en el Hospital General de Uruapan “Dr. Pedro Daniel Martínez”, en el aula magna, durante 6 horas, el martes 15 de mayo, donde el Departamento de Psicología a cargo de María de Lourdes Nava Cárdenas, convocó a los integrantes de las redes como son a Instancias de la Mujer y DIF Municipales de la región.

En el módulo de psicología se presentan casos escalofriantes de mujeres violentadas por sus parejas, sin embargo del 100% sólo un 10% decide denunciar a su compañero, pero un 9% concluye otorgarle el perdón ante las autoridades judiciales e incluso abogar a su favor para dejarlo libre y que vuelva al seno familiar, lo que hace aun más complejo el tratamiento correspondiente.

Asimismo del 100% de casos que se presentan el 99.99% las víctimas son mujeres y el resto hombres, indicó María de Lourdes Nava Cárdenas.

El curso

Los temas que se presentaron fueron “Lineamientos Nacionales e Internacionales de la Atención a la Violencia” por la psicóloga Judith Magdalena Rodríguez Morales, quien destacó la importancia de cumplir con la NOM-046-SSA2-2005 en módulos, hospitales y sistemas DIF Municipal para lograr los objetivos planteados como disminuir la violencia a la mujer y su familia.

Por su parte la Psicóloga María de Lourdes Nava y la LTS María Estela González rocha, fueron quienes detallaron la atención específica a la violencia familiar, otorgando así una serie de herramientas guiadas a determinar los tipos y grados de violencia.

En una singular dinámica la Psic. Judith Magdalena Rodríguez Morales, llevó a cabo el ejercicio “Respuesta Emocional de la Mujer que Vive la Violencia” y finalmente la Psicóloga Mayra Cano García, presentó la vergonzosa realidad de los medios de comunicación en la explotación de loa imagen femenina en que lleva implícita la violencia con el tema “Medios de Comunicación y la manera en que Promueven la Violencia”.

Antes de llegar a las conclusiones y compromisos institucionales, se dio a conocer con base en la Encuesta Nacional sobre la Violencia contra las Mujeres, efectuada en el 2006, la cual es una de las más confiables que, adolescentes menores de 15 años ya sufren algún tipo de violencia en el noviazgo y lo peor aún que algunas ya viven en pareja lo cual provoca aún mayor preocupación entre los servidores de salud pública, pues los casos se tornan más complejos.

La encuesta nacional

Las evaluaciones hechas a casi 23 mil usuarias de los servicios de salud públicos a nivel nacional indican que una de cada 10 mujeres recibieron instrucción formal en el sistema escolar de México, el 68.2% de las entrevistadas han incursionado en educación básica aunque solo 26.2% tuvo estudios de secundaria, de ello deriva que sólo 33.6% trabaja, solo 4 de cada 10 lo hace en su casa y el resto es ama de casa.

En relación a la actividad del esposo o compañero 8 de cada 10 mujeres dijeron que él trabaja como empleado u obrero es decir un 62.1%, de jornalero o peón un 21.7%, un 9.8% trabaja por su cuenta entre este porcentaje se incluye al que no lo hace porque es jubilado o pensionado, en tanto un 0.1% de ellas no saben específicamente en que labora su pareja.

En el 64% de las viviendas el número de ocupantes por cada cuarto es menor de 3, sin embargo es común identificar el hacinamiento en más del 35% de las casas-habitación, de ahí que la presencia de la violencia familiar en esos casos podría ser tomada como un factor y no la causa directa.

Las repercusiones

La violencia familiar y de género repercute de manera importante en la salud de las mujeres, sus manifestantes incluyen alteraciones en su salud física, mental y emocional, que pueden ser moderadas hasta extraordinariamente graves llevando inclusive la muerte, de ahí que la encuesta arroja que del 100% de mujeres en México al menos un 33.28% son violentadas y un 66.72% no lo son.

Aunque la encuesta se elaboró en el 2006 estas cifras han tenido alteraciones graves como que las menores de 15 años ya sufren ese tipo de problema a manos de su novio o pareja sentimental, provocando con ello que en los servicios de salud se demande mayor atención física y psicológica con la  erogación económica que ello implica.

Por ello para revertir y prevenir ese problema de salud pública, en el Hospital General de Uruapan “Dr. Pedro Daniel Martínez” a través del módulo de atención psicológica se trabaja coordinadamente con los sistemas DIF en la región para disminuir los índices que cada vez son más e impactantes.