BOLETIN/ MORELIA, MICH./ JUE-10-MAY/  La Procuraduría General de Justicia del estado, a través de la Unidad de Asistencia Jurídica Internacional y Extradiciones, logró que el gobierno de la Unión americana concediera la extradición de un septuagenario que en el año del 2009 privó de la vida a su hermano luego de estar ingiriendo bebidas embriagantes.

 

El repatriado responde al nombre de Raúl Mejía Vázquez, de 73 años de edad, originario de esta ciudad y que actualmente radicaba en Madera, estado de California en los Estados Unidos, a quien se le instruye el proceso penal número 07/2010, por su presunta responsabilidad del asesinato de su hermano de nombre Alfredo Mejía Vázquez.

 

Al respecto se sabe que el día 25 de noviembre del 2009 el ahora detenido junto con su vástago, acudieron hasta el domicilio de su hermano Alfredo con la finalidad de invitarlo a realizar actividades propias del campo, por lo cual los tres consanguíneos acudieron hasta una parcela en donde trabajaron cortando maíz, además de estar ingiriendo bebidas embriagantes.

 

Es el caso que al regresar de sus labores y viendo de que Alfredo ya se encontraba en estado de ebriedad decidieron que este se quedara en casa de Raúl ubicada en la colonia independencia de esta ciudad, con la finalidad de seguir ingiriendo bebidas alcohólicas. Fue hasta las 04:00 horas ya del día 26 que al ahora detenido entró al cuarto de su hijo todo ensangrentado diciéndole que había matado a su hermano con una navaja, porque éste al calor de las copas intentó golpearlo.

 

Tras lo anterior padre e hijo limpiaron la habitación donde ocurrieron los hechos para después tirar la ropa manchada de sangre de Raúl, para luego envolver el cuerpo de Alfredo en una sabana y un costal, para acto seguido subirlo a la cajuela de un auto e ir a tirarlo en un camino de terracería.

 

Finalmente a causa del remordimiento Raúl confesó a su hijo el crimen cometido y huyo a los Estados Unidos con la finalidad de sustraerse a la acción de la justicia.

 

Fue hasta que gracias a la colaboración de la Agregaduría Regional de la Procuraduría General de la República en los Ángeles California que se logró localizar, detener y extraditar al inculpado.