BOLETIN/ MORELIA, MICH./ MIE-09-MAY/  Las amenazas y hostigamiento en contra de la base trabajadora del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos de Michoacán (CECyTEM) no es problema menor y así lo deben considerar las autoridades correspondientes quienes de poner un alto.

 

No es posible que levantar la voz para pedir respeto a los derechos laborales, se convierta en un pecado y se emprendan en contra de los trabajadores esquemas de amenazas y de hostigamiento.

 

Por lo anterior los trabajadores afectados demandaron el apoyo del gobierno estatal para que tome cartas en el asunto y lleve a cabo una investigación sobre la actuación del director de este subsistema Alejandro Bustos Aguilar y José Hernández Arreola quien es Secretario General del SUTCECyTEM y después actué en consecuencia.

 

Al respecto el encargado del despacho del Frente Amplio Sindical de Michoacán (FASEM), José Trinidad Martínez Pasalagua consideró que todo pareciera, “que reclamar el cumplimiento de los derechos de los trabajadores y un trato justo e igualitario, es un pecado para quien en un marco de impunidad, sigue tratando al personal como de primera y tercera y peor aún, substituyéndolo por sus amistades”.

 

Recordó el ex´legislador tricolor que Bustos Aguilar, estableció compromisos con el ex´candidato perredista a la gubernatura del estado Silvano Aureoles y está cumpliendo porque los hace efectivo pero pasando sobre los derechos de los trabajadores del subsistema.

 

Martínez Pasalagua lamentó que el directivo utilice una institución gubernamental para el pago de factura políticas por lo que, en apoyo a los trabajadores integrantes del FASEM, este frente se sumó a la demanda de de institución del directivo en mención y de que se lleven a cabo las investigaciones necesarias para que se les respeten sus derechos laborales.

 

Las autoridades dijo, no pueden hacer oídos sordos a este problema que se suma a muchos más que tienen que ver con el desaseo administrativo que le heredó el gobierno perredista pasado a la actual administración por lo que reiteró la demanda de que se tomen cartas en el asunto y retiren del cargo al directivo que comete abusos de autoridad y utiliza una institución pública para el pago de factura políticas del PRD.