NACHO CAMPOS/ URUAPAN, MICH./ DOM-06-MAY/ El federalismo es la descentralización que se caracteriza por ser un modo de articular la coordinación política y administrativa del Estado Nacional. Y el Federalismo es una forma de gobierno que responde, a que las partes sean las base que permita la convivencia armónica del todo. El Federalismo conjuga simultáneamente relaciones centrales y descentralizados. Pero se trata de una conjugación de relaciones donde lo óptimo es no el equilibrio puro abstracto del poder, sino una configuración calculada, balanceada y correlacionada de poderes que garanticen la diversidad política y cultural en favor de la unidad del Estado, para acrecentar la vida, civil de la sociedad y la expresión pública de las organizaciones ciudadanas.

 

El Federalismo es un medio para integrar la vida política de un país y fórmula para que las cuotas de poder sean regidas mediante acuerdos, reglas, potestades y reconocimiento de autoridades supremas. El Federalismo en la vida moderna da vida a un conjunto de poderes que deben dirigirse, coordinarse y colaborar a la manera de un modo armónico. El Federalismo es un modo de organizarse y ejercer el poder en el Estado de derecho, respetando la autonomía y la capacidad de gestión de los gobiernos constituidos.

 

El Nuevo Federalismo en Mexico.

 

En nuestro país se ha señalado, que se encuentra en los umbrales de un nuevo federalismo. El Federalismo mexicano se encuentra institucionalizado en un régimen político que, de acuerdo con la constitución de 1917 es presidencial. Sin embargo, la practica del poder su cultura y el ejercicio del mando unipersonal han creado en realidad un régimen presidencialista.

 

Puede decirse que la república federal, democrática y representativa es una utopia, es decir, algo que todavía no se consigue, pero que es necesario hacer realidad. Se tiene en el país una república presidencialista y no una república federal, democrática y representativa.

 

El Nuevo Federalismo se postula mediante tesis gubernamentales , pero es un reclamo que tiene su origen en la sociedad civil y en la dinámica de los movimientos regionales para reivindicar a los gobiernos locales.Son estos por su carácter electo,representativo y plural, los que demandan que su personalidad jurídica y política, así como su autonomía financiera y fiscal sea real, no declarativa.Los gobiernos locales tienen que fungir como centros que coadyuven a través de políticas publicas efectivas, a promover con el esfuerzo de los privados y las organizaciones publicas, polos de desarrollos sustentable para ampliar y fortalecer los mercados regionales.

Factores adversos de los municipios para el federalismo.

1.- Sus fuentes de ingreso son insuficientes.

2.- el porcentaje de ingresos propios (administrados directamente por el municipio), tales como impuestos a la propiedad inmobiliaria, derecho y aprovechamiento, es muy bajo en relación con las participaciones federales.

3.- Los gastos corrientes de los municipios son superiores a los gastos de inversión.

El nuevo federalismo implica la reforma del régimen político o si se quiere, la reforma del poder su contesto tiene que estar dado por:

1) El fortalecimiento real y formal del poder legislativo

2) El reconocimiento real de que los gobiernos estatales y municipales sean centros con capacidad de decisión y autonomía

3) Que los gobiernos estatales y municipales tengan su propia autonomía fiscal

4) Que se de la descentralización política con la retribución del poder

5) Por la institucionalidad de un autentico sistema de partidos competitivos que evite el bipartidismo

6) Que se de la democratización de la autonomía gubernamental en relación con la vida ciudadana

7) Fortalecer la autonomía del poder judicial generar y ejecutar políticas que fomenten el desarrollo regional

8) Actualizar y modernizar los sistemas de gestión publica para facilitar la cooperación interistitucional entre los diversos ordenes de gobierno.

La descentralización del poder es condición para dar vigencia al nuevo federalismo en términos de equidad política y justicia distribuida para evitar que las practicas del presidencialismo obstruyan la fatalidad de una autentica República Federal Representativa y Democrática.

 

Conclusión

En México, el modo de vida centralista ha tocado limite. No hay condiciones económicas

políticas ni sociales para continuar perpetuando la forma central de ejercer el poder que

en otras épocas fue eficaz.La sociedad civil ah reaccionado y continuara reaccionando

para evitar que el estatismo centralista ocupe espacios que ella misma reclama, al

igual que sus organizaciones publicas.

 

La vigencia del federalismo y la descentralización política es clave para asegurar la

gobernabilidad democrática. El ejercicio del poder tiene que sustentarse en mejores

consensos y en esa tarea los gobiernos locales juegan un papel por demás importante.

En la gobernabilidad del país depende de gran medida de como los gobiernos locales

asumen su responsabilidad histórica e institucional.

 

 

Ignacio Benjamin Campos Equihua.