BOLETIN/ MORELIA, MICH./ DOM-08-ABR/ A la conformación de un frente común para enfrentar la crisis alimentaria, convocó el diputado local Francisco Bolaños Carmona, integrante de la Comisión de Desarrollo Social en el Congreso del Estado, al referir que en el 80 por ciento de la población rural sufre miseria, mientras que al menos un 40 por ciento de los michoacanos vive en pobreza, situación que se puede agravar de no revertir la situación actual y frenar la escalada de precios a los productos de la canasta básica, los aumentos a la gasolina, y combate al desempleo que en el país la cifra de mexicanos sin trabajo es superior a los 2 millones.

 

El legislador local comentó que los integrantes de la Fracción Parlamentaria del PRD en la LXXII Legislatura,  reconocen que Michoacán es un estado rico en recursos naturales, económicos y sociales, sin embargo aún prevalecen altos grados de pobreza, migración, marginación y delincuencia, por lo que es urgente generar las condiciones en materia legislativa para potenciar y consolidar un desarrollo económico justo, solidario, humano, cooperativista, equitativo, igualitario en equilibrio con el desarrollo social y ambiental, que mejore el índice de desarrollo humano, se distribuya la riqueza de manera equitativa y por consecuencia mejore la calidad de vida de las y los michoacanos.

 

Por ello, buscarán legislar para preservar los derechos laborales y sociales de los trabajadores michoacanos para mejorar la calidad de vida de los mismos. Destacó que es indispensable que los distintos niveles de gobierno se coordinen e implementen acciones que mitiguen las afectaciones, aún más porque en el Estado se pueden disparar las cifras de pobreza, ya que en la actualidad el 48 % de la población es pobre en Michoacán, recrudeciéndose esta situación en la Meseta Purépecha y municipios de Tierra Caliente.

 

De acuerdo con el INEGI más de 300 mil michoacanos son mayores de 60 años, de los que, al menos 138 mil viven en pobreza alimentaria, además, el legislador perredista señaló que es una realidad que la escalada de precios está afectando a las familias mexicanas y que el campo enfrenta una crisis por falta de apoyo al agro.

 

Francisco Bolaños, sostuvo que el alza inusitada en los precios comestibles en que se encuentra inmersa la comunidad internacional y por supuesto nuestro país, es tan solo el rasgo más visible de una problemática de suma complejidad.

 

Por ello, convocó a las autoridades a unirse a fin de lograr el fortalecimiento de la soberanía alimentaria y reducir así la pobreza, pues de no frenar la crisis y mejorar la atención al pueblo mexicano en todos los sectores se tendrían graves problemas.

 

Consideró que se requiere que se mejore la atención al pueblo mexicano en todos los sectores, principalmente  se necesita  mayores apoyos al campo y generación de empleos bien remunerados.

 

Urgió a que en Michoacán y en el país se implementen acciones que contrarresten las afectaciones generadas por la crisis alimentaria, que se frene el aumento a los productos de la canasta básica, trabajo en el que deben participar todas las autoridades, organizaciones y propia población ciudadanía para que se tenga un efecto positivo.

 

Principalmente, puntualizó, se necesita que se frene la escalada de precios y mejor distribución de la riqueza, ya que en Michoacán de acuerdo con el Consejo Nacional de Población, de los 840 mil hogares que hay, 340 mil son considerados pobres, es decir, más del 30 por ciento. Otros estudios aseguran que por lo menos el 20 por ciento de los habitantes vive en condiciones de pobreza extrema, y otro 25 por ciento mantiene algún grado de marginación.