BOLETIN 316/ URUAPAN, MICH./ VIE-23-MZO/    En este 2012 se tiene como meta apoyar a 200 mujeres de la zona urbana y rural de Uruapan con créditos de “Conmujer”, esquema mediante el cual gobierno municipal y estatal coordinan esfuerzos para generar más oportunidades de crecimiento personal a ese sector de la población.

 

El objetivo fue trazado por la Instancia Municipal de la Mujer, dependencia que se encarga de operar dicho programa social en Uruapan, que el año pasado respaldó a 100 féminas organizadas en varios grupos solidarios que con el financiamiento que reciben, emprenden pequeños negocios que les ayudan a obtener ingresos para el sustento familiar.

 

Al respecto, la titular de la Instancia Municipal de la Mujer, María de Jesús Ortiz Ceras informó que en la pasada sesión de cabildo, el H. Ayuntamiento que preside Aldo Macías Alejandres determinó dar seguimiento a este sistema de apoyo, para lo cual, se autorizó al alcalde firmar el convenio de colaboración interinstitucional, con la Secretaría de la Mujer, Secretaría de Política Social y Sí Financia.

 

Subrayó que Conmujer también tiene la ventaja de que ayuda a las mujeres a elevar su autoestima desarrollando sus habilidades empresariales, en las que dijo, se siguen destacando por ser sumamente responsables al momento de cubrir los préstamos que les son autorizados.

 

Explicó que a través del nuevo convenio se conjuntarán esfuerzos para dar oportunidad a que más mujeres puedan acceder a préstamos con bajas tasas de interés, para invertirlos en proyectos económicos como tiendas de abarrotes, ventas por catálogo, cenadurías, papelería y otros negocios lícitos que no fomentan el comercio ambulante.

 

Destacó que con este tipo de esfuerzos, el presidente municipal reconoce la titánica labor que realizan las mujeres, quienes se distinguen por ser excelentes administradoras de los recursos en el hogar, en la empresa y en todas las actividades que emprenden, convirtiéndose en pilares del desarrollo económico y social de su comunidad.

 

Enfatizó el entusiasmo, ingenio y capacidad administrativa que tienen las mujeres para hacer rendir al máximo los fondos, tanto en la casa como en el comercio, la industria y en cualquier proyecto que llevan a cabo.