BOLETIN 12/ PARACHO, MICH/ LUN-19-MAR/ Desde el corazón de la meseta purépecha, el Delegado Regional del Instituto Mexicano del seguro Social (IMSS), Julio César González Jiménez, hizo un llamado a los pueblos y comunidades de esta zona, para alcanzar la paz y la concordia, por medio del diálogo y los acuerdos civilizados.

 

También los convocó a otorgar las garantías de seguridad física y patrimonial para los trabajadores del IMSS, en el ejercicio de su función en las Unidades Médicas Rurales y en los Hospitales Rurales de Oportunidades, ante el clima de inseguridad que actualmente se vive en la zona.

 

Lo anterior, tras recordar los lamentables hechos de años recientes, en que por la discordia entre dos comunidades, personal de enfermería resultó agredido, pese a ser ajeno al conflicto.

 

Al rendir el informe delegacional 2011 en la región de Paracho, González Jiménez, expresó que el personal del IMSS y los pasantes del servicio social que laboran en hospitales y unidades médicas, tienen prohibido participar en problemas que solo atañen a las comunidades, pero al mismo tiempo, demandó respeto absoluto a la integridad física y patrimonial de los trabajadores de la institución.

 

Ante decenas de mujeres y hombres provenientes de los comités de salud comunitaria del Programa IMSS Oportunidades de la región Paracho, perteneciente a la zona médica de Zamora, el delegado regional dio a conocer las obras y acciones efectuadas por la institución en el ejercicio anual del 2011.

 

Recordó que en los primeros cuatro años del actual gobierno federal, se realizaron obras de infraestructura médica y hospitalaria por un monto de más de 943 millones de pesos y que el año pasado, se edificaron obras por mil 198 millones, que hacen un total global de dos mil 141millones de pesos, cifra sin precedentes en solo un sexenio, lo que demuestra, aseguró, la voluntad política y social del actual gobierno federal que encabeza el Presidente Felipe Calderón Hinojosa.

 

Dio a conocer que también la Dirección General del IMSS, encabezada por Daniel Karam Toumeh, dotó de equipamiento médico y hospitalario a las unidades médicas y hospitales michoacanos, por más de 26 millones de pesos, durante los últimos años, que impulsó la instalación de más equipos de hemodiálisis y de tomografía para Uruapan, Zamora y Lázaro Cárdenas, por ejemplo, así como equipamiento para detectar alteraciones del producto en el embarazo y evitar muertes maternas y neonatales.

 

En lo que significa el tercer informe regional -Uruapan, Ario de Rosales y Paracho- el titular delegacional recordó que en los últimos cinco años, los hospitales del Programa IMSSS Oportunidades ha sido ampliados y remodelados: Paracho, Ario de Rosales, Huetamo, Coalcomán y Tuxpan y puntualizó que de ocho hospitales del mismo programa que se construyeron en todo el país, dos fueron edificados en Michoacán: Villamar y Buenavista Tomatlán.

 

Aseguró que la mano del IMSS está extendida para trabajar en conjunto con las autoridades de salud estatales y las respectivas municipales y en el mismo sentido, puntualizó que la participación de las autoridades locales, comunales e indígenas, es importante para llevar mayores beneficios en materia de salud a los michoacanos.

 

El acto efectuado en la capital mundial de la guitarra, estuvo presidido por los presidentes municipales de Paracho, Nicolas Zalapa Vargas y de Tangancícuaro, Gustavo Tzintzún; así como autoridades locales de Cherán y Nahuatzen; además de dirigentes comunales de Cheranástico, Nurío, y Urapicho.