BOLETIN/ MÉXICO, D.F./ LUN-05-MZO/ Con el fin de evitar contagios por el Virus de Papiloma Humano (VPH), el senador del PRD, Silvano Aureoles Conejo exhortó a la Secretaría de Salud, a fin de que la vacuna para prevenir esta enfermedad no se aplique sólo a niñas, sino también a niños ya que podrían ser infectados al no estar protegidos.

En el punto de acuerdo, el vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado de la República también exhortó al Ejecutivo federal, para que a través de la Secretaría de Salud, presente un informe sobre los avances en la aplicación a niñas de la vacuna contra  el VPH, y su inclusión en la Cartilla Nacional de Salud.

El legislador por Michoacán refirió que el pasado 11 de agosto, la Secretaría de Salud dio a conocer un programa de vacunación para todas las niñas, a partir de 9 años, contra el virus de papiloma humano, el cual también  planteaba la inclusión del registro en la Cartilla Nacional de Salud.

Indicó que su propuesta de aplicar la vacuna a niñas y niños busca prevenir y reducir la mortalidad a causa del cáncer cérvico uterino provocado por el VPH, en un 70 por ciento en un periodo máximo de cinco años.

“La eficacia de la vacuna es de al menos 95 por ciento para prevenir la infección persistente por el VPH tipo 16 o 18, cuando se administran a las niñas antes de que inicien la actividad sexual o a las mujeres que no han sido infectadas con estos tipos de VPH”, dijo.

Sin embargo, Aureoles Conejo resaltó que para lograr resultados positivos es necesario que la vacuna se aplique también a niños, “ya que las niñas al llegar a su vida sexual y que no se hayan vacunado podrán infectar a jóvenes, quienes al no estar protegidos podrán a su vez ser medio de contagio”.

Destacó que en 2005 se registraron alrededor de 500 mil casos de cáncer cervicouterino y 260 mil muertes relacionadas, y las tasas más altas se registran en América Latina y el Caribe, África subsahariana, Melanesia, Asia centro meridional y Sudeste asiático.

Silvano Aureoles señaló que de acuerdo con la Asociación Americana de Pediatría, “el uso de la vacuna en niños ayudaría mucho a disminuir los casos no sólo de cáncer cérvico uterino, sino también la aparición de lesiones causadas por diferentes tipos de cepas”.