Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ ZIRACUARETIRO, MICH./ DOM-26-FEB/  Un emigrado que tenía unos tres meses de haber regresado a su pueblo natal, falleció el mediodía del domingo, al parecer a causa de una congestión alcohólica, luego de que en compañía de sus amigos, asistió el día anterior a un jaripeo y posteriormente siguieron la parranda ingiriendo desde cerveza, whisky, tequila y cognac.

 

El ahora extinto respondía en vida al nombre de César Enrique Zavala Andrade, de 24 años de edad, quien tenía su domicilio en la calle del Trabajo número 162, de ésta población.

 

De acuerdo a la declaración del señor Guillermo Zavala Baylón, padre de la víctima, que a eso de las 17:00 horas, salió en compañía de varios amigos, con la finalidad de asistir a un jaripeo a la población de San Andrés Corú y por la noche regresaron ya que dice le llamó por teléfono que irían a cenar.

 

Pero al mediodía del domingo, los mismos amigos llegaron a su casa para avisarle que su hijo estaba sin vida en casa de uno de ellos que vive en la calle Cuauhtémoc número 2, en el centro de ésta población, al parecer víctima de una congestión, ya que bebieron cerveza, whisky, tequila y cognac, en grandes cantidades.