BOLETIN/ MÉXICO, D.F./ VIE-24-FEB/ El sobrepeso y la obesidad constituyen un problema de salud pública que ha aumentado de manera considerable entre la población mexicana, particularmente en niños y jóvenes, por lo que es fundamental que la Secretaría de Salud (SSa) informe a los legisladores sobre las medidas y programas que implementa para prevenir y atacar estos padecimientos, afirmó el vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Silvano Aureoles.

 

El senador del PRD indicó que de acuerdo con el estudio Actualización sobre obesidad 2012, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México ocupa el cuarto lugar de obesidad infantil, con 29 por ciento de niñas y 28 por ciento de niños con este problema de salud, sólo después de Grecia, Estados Unidos e Italia.

 

Silvano Aureoles comentó que medios de comunicación han informado que la Secretaría de Salud gasta cerca de 330 millones de pesos al año para atender enfermedades derivadas de personas con sobrepeso u obesidad, lo que representa un gasto similar al presupuesto anual destinado al combate a la pobreza.

 

Por ello, mediante un punto de acuerdo, el legislador por Michoacán solicitó que la SSa informe sobre las medidas y programas que se han implementado para prevenir y atacar el sobrepeso y obesidad en el país, en especial de menores de edad.

 

“Es necesario que la Secretaría de Salud informe acerca de los resultados que se han obtenido con los programas implementados para la prevención y atención de los casos de obesidad en el país, antes de que el porcentaje de niños y adultos obesos vaya en aumento y con ellos disminuya la expectativa de vida de los mexicanos”, expresó.

 

En el punto de acuerdo que se turnó a la Comisión de Salud para su análisis y dictamen, Aureoles Conejo señaló que de no ser controlados, estos padecimientos pueden provocan enfermedades cardiovasculares, diabetes y trastornos del aparato locomotor, como la osteoartritis, que es una enfermedad degenerativa de las articulaciones.