BOLETIN 192/ URUAPAN, MICH./ MIE-22-FEB/ Para buscar nuevas oportunidades de desarrollo personal, Gustavo Díaz Báez presentó su renuncia como director de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Uruapan (Capasu), en donde laboró ocho meses, tomando en cuenta que estará al frente hasta el día 29 de este mes.

 

Esto trascendió de la reunión ordinaria de la H. Junta de Gobierno de la Capasu, en la que el presidente Aldo Macías Alejandres indicó que en los próximos días propondrá a una persona para que de manera temporal, se haga cargo de la institución, en tanto se nombra al nuevo director.

 

En su intervención, el alcalde destacó que Gustavo Díaz no queda exento de responsabilidades por el hecho de separarse del puesto, en caso de que hubiera algún asunto que aclarar ante la junta de gobierno, el H. Ayuntamiento o la Auditoría Superior de Michoacán, debido a que en la sesión se subrayó que la situación financiera por la que atraviesa el organismo operador es “muy grave”.

 

Dicho diagnóstico se reflejó en el informe de la cuenta pública, estados financieros y programa general de labores 2011, el cual fue aprobado en lo general, con la condición de que se subsanen varios asuntos que fueron señalados por el comisario del H. Ayuntamiento en la Capasu, Mario Alberto Patlán Mojica, quien en esta misma reunión, presentó una evaluación exhaustiva del informe anual 2011 del organismo operador.

 

Subrayó la necesidad de tomar medidas urgentes para lograr que el organismo operador se recupere en sus finanzas, a fin de que esté en mejores condiciones de dar servicio a los usuarios.

 

El edil planteó que se diseñen diversas estrategias para fortalecer la institución que se encarga de suministrar el vital líquido a la población. Adelantó que una de ellas sería mejorar el trabajo de comercialización, reducir costos de operación, gestionar fondos federales y estatales, entre otras alternativas que serán analizadas y en su caso aprobadas por la junta de gobierno en próxima reunión.