BOLETIN/ MORELIA, MICH./ JUE-09-FEB/  Enrique Bautista, precandidato del PRD al Senado de la República comentó que debido a su conocimiento del estado, a su experiencia como legislador (local y federal), servidor público y pequeño empresario (aguacate y trucha Arcoíris) es que decide lanzarse para el Senado, debido a que esta experiencia le permitirá contribuir al desarrollo de Michoacán con propuestas útiles para la sociedad, tanto en el ámbito legislativo como en el de la construcción de políticas públicas.

Cabe recordar que cuando fue precandidato al Gobierno de Michoacán, el 21 de julio de 2011, más de 78 mil personas votaron a su favor. Mencionó que de llegar al Senado, su objetivo es “seguir trabajando en la defensa de los intereses de la población y en la reivindicación de las causas de los que menos tienen, acompañando las propuestas del Lic. López Obrador”.

Cuatro propuestas concretas conforman su plan de trabajo en el Senado:

Integración de las cadenas productivas. Como Michoacán, el resto del país es rico en cuanto a la presencia de recursos naturales, tanto renovables como no renovables, así como por su producción primaria. Sin embargo, no hay normas jurídicas que induzcan a los productores a organizarse e integrar las cadenas productivas que les permitan dar valor agregado a sus materias primas, generar empleo y una mayor derrama económica en beneficio de todos. Po lo anterior, se justifica y requiere que se establezca en Ley la obligación del gobierno de generar las condiciones para la organización de los productores y la integración de las cadenas productivas.

Registro Nacional de Telefonía Celular.  Se hace necesario modificar la Ley Federal de Telecomunicaciones para que se establezca la obligatoriedad de registrar a todos los usuarios de telefonía celular acreditando su personalidad con la presentación de su pasaporte o su credencial de elector y con un comprobante de domicilio.

Erradicación de los monopolios y defensa de los derechos del consumidor. Es necesario también seguir trabajando para fortalecer los derechos de los consumidores y evitar que sigan siendo presa fácil de los oligopolios y monopolios.

Reforma Fiscal justa y redistributiva.  El más grave problema del país radica en la insuficiencia de recursos fiscales para que el Estado atienda satisfactoriamente las necesidades de los mexicanos que le corresponde: infraestructura pública, acceso a la educación, a la salud y a la vivienda en forma digna y forma satisfactoria. Para el logro de este fin resulta fundamental impulsar una reforma fiscal de fondo, que acabe con los regímenes de excepción , sustentados en la propia ley, que benefician a los grupos económicos más poderosos de esta país, que grave también a los capitales especulativos en los mercados bursátiles, con lo que se lograría incrementar sustancialmente la recaudación fiscal y dedicar más recursos a educación, salud, vivienda y obra pública, impulsando la generación de empleo, mejores salarios y más oportunidades para la juventud. Asimismo, lograr una nueva Ley de Coordinación Fiscal, que se traduzca en una más equitativa distribución de los recursos entre los diferentes niveles de gobierno.