BOLETIN/ PATZCUARO, MICH./ MAR-07-FEB/ Tras recibir el apoyo de las integrantes de la Asociación Guerreras Poderosas A.C., Antonio García Conejo, precandidato a diputado federal por el distrito 11 de Pátzcuaro, manifestó su interés y deseos de trabajar a favor de que se briden mayores oportunidades a las mujeres.

 

En el marco de una reunión celebrada en un conocido restaurante en Pátzcuaro, en la que estuvieron presentes Georgina Carbajal Vázquez –presidenta de la asociación-, Erika Alba Ríos, Margarita Ramos Ayala, Angélica Anzaldo Salazar, Noelia Valdovinos Ramírez, Columba Melchor Arriaga y Maribel Carbajal, las féminas expusieron la necesidad de que se implementen mayores mecanismos de apoyo a las mujeres como lo son proyectos productivos mediante los cuales las mujeres se puedan auto-emplear y hacer actividades productivas.

 

A su vez, Antonio García Conejo, coincidió en la necesidad de que la población se organice, ya que sólo de esa forma se podrán consolidar grandes proyectos que además de beneficiar a ese sector, contribuye al desarrollo de la sociedad.

 

De igual forma, hizo mención de que a pesar de que México fue uno de los últimos países del continente en reconocer los derechos políticos de su población femenina, es evidente que en la actualidad hay un considerable incremento de participación de la mujer en tareas de administración pública y gobierno, lo mismo en funciones inherentes al Poder Ejecutivo, que al Legislativo y Judicial, sin embargo, consideró que se debe seguir incrementando la participación de la mujer.

 

En ese sentido, dijo que además de que la mujer siga participando en la vida política de nuestro país y en la toma de decisiones, se les debe de apoyar para que impulsen proyectos turísticos, de atención al campo, al medio ambiente, a la fauna y sobre todo los que generan fuentes de empleo para sectores sociales marginados, ya que hay gran interés de este sector por trabajar.

 

Sostuvo que a la fecha millones de mujeres mexicanas que son, ya bien madres de familia o simultáneamente madres y jefas de hogares, se sitúan en mayores condiciones de desventaja, dado que la oportunidad de empleo, acceso a servicios sociales y de seguridad social, son mucho menores, que las existentes para los hombres.

 

Recordó que datos del Censo de Población y Vivienda informó que en México son hogares familiares 90 de cada 100, de los cuales 2.61 millones de hogares no lo son, mientras que 2.47 millones son hogares “unipersonales, es decir, personas que viven solas en una vivienda y 141 mil 865 hogares son de personas co-resistentes.

 

Por tal razón se comprometió a ver por este sector, independientemente de los resultados y hasta donde este a su alcance, hará lo que pueda para ayudar a este sector, quien cada vez demanda de mayores oportunidades.