El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) es una organización plural que respeta todas las posiciones de sus agremiados, pero reprueba cualquier acción que lesione la calidad educativa, el desarrollo integral de los alumnos, la imagen positiva del gremio o que trastoque la vida de una comunidad, como ocurrió ayer en la Ciudad de México, con la manifestación de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Sin demeritar sus demandas, el SNTE lamenta que por intereses particulares de la CNTE se ignoren los canales de diálogo y se opte por estrategias que afectan la calidad educativa y los derechos de terceros.

No es con suspensión de clases, ni con bloqueo de vialidades como se obtendrán acuerdos; por el contrario, son acciones que no abonan a la calidad educativa y demeritan la imagen de los maestros y de todo un gremio que, en su mayoría, está comprometido con la calidad de la enseñanza y el desarrollo del país, laborando día a día.

Cada maestro asume con sus alumnos, con los padres de familia y la sociedad su obligación y compromiso profesional de cumplir con el calendario escolar y desarrollar los programa de estudios, y compete a las autoridades educativas verificar que esto se cumpla cabalmente.

El SNTE reitera que los canales de diálogo están abiertos para resolver cualquier diferencia y atender las legítimas demandas sindicales y educativas de sus agremiados.

Asimismo, recuerda que las modificaciones a los Lineamientos de Carrera Magisterial se hicieron para reconocer y estimular a los compañeros que tengan los mejores desempeños en el logro educativo de sus alumnos.

En tanto que el programa de Evaluación Universal, de ninguna manera tiene el propósito de exhibir a los maestros o trastocar sus derechos laborales, su objetivo es obtener un diagnóstico, para que los programas de formación continua atiendan las áreas de oportunidad en el desarrollo profesional de cada docente.

En cuanto a la demanda del la Sección IX del SNTE, de programar el Congreso Seccional, el Comité Ejecutivo Nacional del SNTE tiene toda la disposición de continuar el diálogo para construir la mejor alternativa y que los integrantes de esta Sección elijan libre y democráticamente a su nueva dirigencia.

La sociedad puede estar segura de que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación es una organización socialmente responsable, comprometida con la calidad de la educación, por ello desde el pasado mes de mayo está realizando su 5º Congreso Nacional de Educación y 3er Encuentro Nacional de Padres de Familia y Maestros, para construir e impulsar las transformaciones que requiere nuestro sistema educativo.

A los maestros y demás trabajadores de la educación, el Sindicato garantiza que no se renunciará a ninguno de nuestros derechos ni conquistas, por el contrario, seguirá empeñado en mejorar las condiciones laborales y de desarrollo profesional. Muestra de ello es que la semana pasada se entregó a la Secretaría de Educación Pública el Pliego General de Demandas 2012, que busca no sólo mejores salarios y prestaciones, sino elevar la inversión en infraestructura y tecnologías, así como mayores estímulos para los mejores desempeños.

Es así, con trabajo, diálogo y dedicación, no con suspensión de labores ni manifestaciones, como los trabajadores de la educación podemos seguir creciendo y aportando al desarrollo de México.