BOLETIN 120/ MORELIA, MICH./ JUE-14-ABR/ Con la aprobación de la Ley sobre Régimen de Propiedad en Condominio, se da un paso importante en materia de corresponsabilidad en espacios de uso común, señaló el diputado Wilfrido Lázaro Medina.

 

Luego de que fue aprobado el nuevo ordenamiento, Lázaro Medina comentó que se trata de una nueva ley que permite regular la constitución, modificación, organización, funcionamiento, administración y terminación cuando proceda, del régimen de propiedad en condominio, en materia de bienes inmuebles.

 

Asimismo dijo, regula las relaciones entre los condóminos, y entre éstos y su administración, estableciendo las bases para resolver las controversias que se susciten con motivo de tales vínculos, mediante la conciliación y el arbitraje a petición de las partes, o a través de los órganos administrativos correspondientes del ayuntamiento respectivo; sin perjuicio de la competencia que corresponda a otras autoridades judiciales o administrativas.

 

Explicó que, el régimen de propiedad en condominio puede ser vertical, horizontal, o mixto; puede ser, además, habitacional, comercial, industrial o mixto. Se constituye cuando los diferentes edificios, pisos, departamentos, viviendas, locales, áreas, o naves, del inmueble, según el caso, son susceptibles de aprovechamiento independiente, por tener entidad propia, pero, a la vez, todas tienen un elemento inmueble común, para uno o varios servicios colectivos para los condóminos.

 

Así, cada condómino tendrá un derecho exclusivo y singular de propiedad, a la vez que tendrá un derecho de copropiedad sobre los inmuebles comunes necesarios para su adecuado uso y disfrute.

 

Cabe hacer mención que los derechos de copropiedad sobre los inmuebles o elementos comunes, sólo serán enajenables, gravables o embargables, conjuntamente y de manera proporcional, con los edificios, pisos, departamentos, viviendas, locales, áreas, o naves, del inmueble de propiedad singular y exclusiva del condómino, ya que la copropiedad sobre inmuebles y elementos comunes, no es susceptible de división ni de separación, respecto a la propiedad singular y exclusiva.