URUAPAN, MICH./ VIE-01-ABR/  De dos balazos de grueso calibre en la nuca, fue ultimado un sujeto durante la mañana de este viernes a un costado de la carretera Pátzcuaro-Uruapan, en el municipio de Tingambato, el cadáver estaba vendado, amordazado y maniatado, a un costado de la víctima, una cartulina con un letrero señalándolo de no respetar los secretos de los Templarios.

 

Aproximadamente A las diez de la mañana, algunas personas que pasaban por el lugar conocido como Las Válvulas, en la parte alta entre San Juan Tumbio y Tingambato, a la altura del kilómetro 25 de la carretera estatal, descubrieron el cuerpo y dieron parte a las autoridades correspondientes.

 

Se trata de una persona que en la mayoría del cuerpo tiene grabados tatuajes de figuras y nombres como “Sara”, “Alejandro”, “Matón”, “Alejandro Hernández”, “Belén” y otro que dice, “madre, si no vuelvo, estoy con ella”.

 

Presentaba dos balazos calibre 38 súper en la nuca, en el lugar se localizaron los cascajos percutidos; estaba amordazado con cinta canela, cubierto de los ojos con un pañuelo ya tadas las manos hacia la espalda.

 

Junto al cadáver se localizó además una cartulina que decía: “por no respetar los juramentos y secretos de los Templarios”. La víctima no traía consigo ninguna identificación por lo que fue enviado al anfiteatro en calidad de desconocido.