DÁLMATA/ URUAPAN, MICH./ MIE-30-MZO/ “Contigo en tu colonia”, no es otra cosa que un aparato del gobierno municipal  para engañar a la ciudadanía, un instrumento que le permite promocionarse con el propósito de  difundir presuntas bondades y acciones en beneficio de los habitantes de un sector.

Este columnista es vecino del barrio la Magdalena, lo fue del centro de la ciudad, también vivió en el Vergel, en la Quinta, en la Joyita y en el fraccionamiento Jardines del Cupatitzio y no le encuentra  ninguna otra razón a este mecanismo que no sea proselitismo puro con recursos públicos en vísperas de elecciones.

Pocos habitantes de esta subdivisión  se enteraron de la visita de su alcalde Antonio González, al menos a los de mi cuadra jamás les notificaron, a mí tampoco por supuesto.

Arturo, el que vende la birria de chivo en una esquina y que le han hecho cansada la vida los inspectores porque expende sus alimentos sobre la acera de la avenida Mapeco, al igual que su competencia de enfrente, el del Pirul por sacar sillas en el equipamiento urbano, estaban sorprendidos en la mañana por que estaban barriendo las calles aledañas, habían desde temprana hora estacionado una unidad médica móvil  por fuera de la cancha de básquet bol, era notable la movilización de personal del ayuntamiento de diversas áreas, del  DIF y de seguridad pública, tránsito, vialidad y protección civil, que con mucha precaución balizaban las esquinas con la indicación del uno x uno, sobre el concreto hidráulico,  procurando dejar la rayita, que tenía que pintar Toño, para la foto, sÍ la misma fotografía  que describimos en nuestra colaboración del dia 17 de marzo y que fue anexada en el boletín de la visita al barrio, no a la colonia de la Magdalena.

Se preguntaban muchos del vecindario, que si con esto se iba a regularizar el sistema de recolección de residuos sólidos, -de manera menos elegante-, que si por fin el pinche carretón de la basura va a pasar  normalmente o no.

No pueden venir así las autoridades a dar un brochazo cuando la Magdalena ocupa uno de los primeros lugares en grafitti, a lo largo de esta administración nunca habían venido, nada más le hacen al engabanado, a quien quieren engañar, señaló Jorge Villicaña Aldrete de la calle justo Mendoza.

¡Que se dé una vueltita en la noche!, para que vea cuantas lámparas están fundidas y otras afectadas por el vandalismo a causa de la falta de vigilancia indica la señora Campos que vende cena en la noche en las calles del popular  barrio , y agrega.- puros cuentos este gobierno, ya que se van, vienen, ya pa qué.

Así por el estilo, las quejas amargas de la población uruapense que habita este tradicional sector.

Pero la que más nos llamo la atención fue la del señor Virgilio Castrejón, dijo, aquí se practica el apartheid………….

A ver, a ver explíquese bien, ¿Cómo es eso?.- pregunté

No sé, de que, privilegios goza un argentino de argentina,-cito textualmente-, ya le permitieron ponerse a media calle con bracero y toda la cosa, dizque pá, asar  salchichas o alguna madre de esas, saco sillas y mesas, bueno con decirle hasta barandales y tejaban puso, y unas banderas de anuncios en la merita esquina donde están los judas, ¡pinches autoridades! a mi no me han dejado poner una mesa aquí a la vueltita por la oficina de los teléfonos y viera que les he rogado reteharto, yo vendo gazpachos y yo si soy de la Madalena, ¡son chingaderas! ¿no cree usted?, que a los pinches extranjeros nada mas por que están güeros los dejen hacer lo que les da su chingada gana, ¡son mamadas!, pinche gobierno pa nada sirve. Yo me voy a poner me vale madre de aquí en adelante, va ver sino llegan rapidito pero primero que quiten al otro y luego a mi yo si soy de la Madalena.

Estoy sorprendido por el apartheid, bueno es un muy particular, muy domestico, pero si es digno de investigar que está pasando cerca de la convergencia de Gran Parada y Galeana del Barrio la Magdalena, donde efectivamente luego de un recorrido por el punto, nos percatamos que efectivamente, por fuera de un local de venta de chorizo argentino, (lo venden en Sams), invade flagrantemente prácticamente la mitad del arroyo de la calle, no solo eso también la acera peatonal con mobiliario y un anafre, no sabemos quien este autorizando esta violación al reglamento municipal pero no es nada normal, se está privilegiando sea o no sea un extranjero el propietario a un comercio informal, después no se enojen si detonan otra invasión a los espacios públicos.

No deben el ayuntamiento continuar mintiendo tan a la ligera, en el boletín 4473, que alude visita a este barrio señala  que están rescatando a jóvenes de la adicciones y el vandalismo, este tema es complicado, una cosa es prevenir y otra atender, el gobierno de González Rodriguez no tiene ningún programa de rehabilitación, así es que a nadie ha arrancado de las drogas como presume, mucho ojo, Hernán, además  como demuestran esta aseveración,  no es cierto que hubo una gran acogida, ni siquiera nos dimos cuenta la mayoría de moradores, menos que duraron del 21 al 26 de marzo, no esta balizada la calle principal de la Magdalena, la Mapeco, falso que habitantes de Infonavit estén agradecidos, el área deportiva de Constituyentes estaba abandonada hasta hace algunos días que alguien, un ciudadano  ajeno a la administración pública les llevó pelotas de boli, de fut y de básquet, uniformes, redes y porterías. 

Destacan que rehabilitaron 60 m2 de áreas verdes, esto es algo así como un lotecito de 6 de frente por diez de fondo, que recogieron toneladas de basura, que dieron consultas médicas gratuitas, en fin un trabajo que se debe hacer todo el año, todos los meses, todas las semanas y todos los días. Dejen de mentir en sus boletines sean mas objetivos, no pasa nada.

Memorándum: Los políticos son como los cines de barrio, primero te hacen entrar y luego te cambian el programa (Enrique Jardiel)………..hasta la vista, babe.