DALMATA/ URUAPAN, MICH./ JUE-17-MZO/ Librado Martínez Carranza es otro asiduo modelo para los fotógrafos de la prensa, es de reconocer que es muy hábil para colarse a la foto en todo tipo de eventos, su vedetismo va más allá que el de cualquier otro político de moda.

 

Su desempeño como chico de pasarela es más efectivo que como diputado, aunque lo vimos titubear en el acto de toma de protesta de la mesa directiva de la asociación de productores, empacadores de aguacate de Michoacán, cuando tímidamente extendió su brazo, con miedo a ser rechazado, para colgarse del hombro de don Polo Vega Esquivel, padre del presidente de APEAM Ricardo Vega López, flanqueado por Javier Mayorga Castañeda, titular de la sagarpa.

 

La pifia del legislador panista Martínez Carranza pareció algo así como tomar distancia en la fila del contingente, pero su arrojo lo sobrepuso cuando las luces de los flashes de las cámaras de los reporteros gráficos tomaban sus impresiones y una risa nerviosa pero de triunfo se esbozo en su rostro.

 

No, esta no, era la placa que circula en los e mails, que lo expuso sacándose los mocos en pleno recinto del congreso, como cuando era eso, un mocoso morador de la vecindad de 5 de febrero esquina con reforma que hacia otro tipo de traspiés, esta es una fotografía de mas altura codeándose con un secretario federal y dos prominentes fruticultores, además publicada en diversos periódicos matutinos locales.

 

Del trance el ex coordinador de la bancada del blanquiazul  salió tan orondo, como maniquí de portada de revista, que hasta se dio el lujo de rechazar tajantemente la invitación que Roberto Hernández de relaciones públicas del ayuntamiento de Uruapan le hiciera  de acudir a la mesa del sindico municipal José Moreno Salas, convidada que rechazo tajantemente diciendo, no gracias yo tengo mi mesa estoy con unos cuates, que no eran precisamente sus amigos de la vieja vecindad de la zona centro de la ciudad, seguro tampoco los que acompañaban a Pepe,  eran otros que cree ha hecho en el camino a la presidencia municipal.

 

En la colocación de la primera piedra para la edificación de las casas en el fraccionamiento el Milagro, se disfrazo de albañil, con casco y chaleco se abrió paso el buen libracho como lo conocían cuando vivía con Narciso su hermano en la vecindad del centro, para ganar espacio y aparecer una vez más en la estampa para los rotativos.

 

Memorándum:el que no se asoma, no sale en la foto,,,,,,no se vale tener vergüenza del origen humilde de nuestras vidas, menos de quienes nos trajeron al mundo, eso sí es una verdadera traición imperdonable en la vida.