BOLETIN 058/ HUETAMO, MICH./ JUE-17-MARZO/ Elementos de la Policía Ministerial del Estado adscritos a este Distrito Judicial detuvieron a un presunto homicida que se encontraba sustraído de la acción de la justicia desde junio del año 2004 en que cometió los ilícitos. Hechos ocurridos en la comunidad de Buena Vista, municipio de Tiquicheo.

 

Se trata de Moisés González Villa, de 30 años de edad, originario de El Llano, de esta municipalidad, en contra de quien existía orden de aprehensión, girada por el Juez Mixto de este Distrito Judicial, dentro de la causa penal número 64/2005, por el delito de homicidio en agravio de Martín Solís Castillo.

 

De acuerdo a documentos que integran el proceso penal referente se sabe que, alrededor de las 08:00 horas, del día 24 de junio del año 2004, el ahora detenido llegó al domicilio de una hija de Martín Solís Castillo, en la comunidad de Buena Vista, donde comenzó a ingerir bebidas embriagantes.

 

Más tarde, bajo los efectos del alcohol, Moisés le hizo reclamos a la hija del ahora occiso, por no corresponderle ya que éste la pretendía de tiempo atrás. Ante la actitud presentada por el ahora detenido, la mujer optó por retirarse del lugar para irse a encerrar a su cuarto. Enseguida Moisés se retiró del lugar.

 

Por la noche, González Villa regresó e ingresó al domicilio, donde amagó con un arma de fuego a la mujer y a una cuñada de ésta, para enseguida sacarlas y llevarlas hasta un potrero, donde después de abusar sexualmente de la hija de Martín, las dejo libres no sin antes amenazarlas con darles muerte si comentaban lo sucedido.

 

Alrededor de las 04:00 horas, las mujeres llegaron a su domicilio y la mujer le comentó lo sucedido a su progenitor, quien le dijo que se metiera a dormir y no se preocupara, ya que él la cuidaría.

 

Media hora más tarde, Moisés con pistola en mano llegó nuevamente al domicilio y le gritó a Martín que saliera porque lo iba a matar. En esos instantes Martín salió y ambos se enfrentaron a tiros, cayendo Martín gravemente herido, mientras que Moisés huía con rumbo desconocido.

 

Al ver gravemente herido a Martín, sus familiares lo trasladaron hospital regional de esta ciudad, donde al día siguiente dejó de existir.

 

El detenido fue puesto a disposición de la autoridad penal que lo reclama, misma que definirá su situación jurídica.