Transportaba miles de litros de combustóleo hacia Lázaro Cárdenas.

 

Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ VIE-11-MZO/   La mal llamada autopsita Siglo XXI fue ahora escenario de sangre y fuego, luego de que una pipa de una empresa de Salamanca, se volcara y cayeran hacia un barranco donde se incendió, el conductor salió disparado por los aires y murió mutilado; los trágicos hechos tuvieron lugar a la altura del kilómetro 117 del tramo entre la caseta de cobro de Taretan y Santa Casilda, en el municipio de Gabriel Zamora.

 

El ahora extinto respondía en vida al nombre de Jaime García López, de 43 años de edad, quien tenía su domicilio en la privada de la calle Rosa de Thé número 106 de la colonia Las Rosas, en la ciudad de Salamanca, Guanajuato.

 

La víctima conducía un tracto camión marca International, color blanco con franjas verdes y placas de circulación 999-AG1 del servicio público federal, con razón social de “Transportes Alonso” y llevaba varios miles de litros de combustóleo, una especie de chapopote para el asfalto, hacia Lázaro Cárdenas.

 

A la altura del kilómetro 117+300, al tomar una curva, se salió hacia su derecha derribando la banda de contención y precipitarse a un barranco de unos 60 metros de profundidad; en el trayecto el chofer salió disparado por los aires desprendiéndosele el brazo derecho y quedar el cuerpo a unos 20 metros. La pipa finalmente se incendió en su totalidad.

 

Personal de Cruz Roja, de Protección Civil y Bomberos Voluntarios de Uruapan, participaron en labores de auxilio y sofocaron las llamas a fin de evitar se propagaran.