BOLETIN 145/ APATZINGAN MICH./ MIE-02-MARZO/  Será este sábado cuando el rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Salvador Jara Guerrero, visite el municipio de Apatzingán, tras la invitación que hiciera el presidente municipal Genaro Guízar Valencia, con la finalidad de que conozca la propuesta para la construcción del nuevo campus universitario prometido para esta región.

Hasta el momento, la propuesta que tiene el  Ayuntamiento de Apatzingán para la construcción del campus, es en las instalaciones de la Escuela de Ciencias Agropecuarias (ECA), extensión de la UMSNH, predio que tiene cinco hectáreas de terreno disponibles para la construcción de la  universidad.

Apatzingán es cabecera municipal y, ciudad principal de toda la Región de Tierra Caliente, por lo que es una excelente opción para la construcción del campus de la máxima casa de estudios; el Presidente Municipal, Genaro Guízar Valencia, solicitó el apoyo del sector educativo, empresarial, y social, con la finalidad de que se consolide un buen proyecto para ganar la obra que vendría a satisfacer la demanda educativa de miles de jóvenes de esta zona..

Guízar Valencia, precisó que cada ciclo escolar miles de jóvenes que egresan del Colegio de Bachilleres, del Conalep, Cecytem y otras escuelas de nivel medio superior particulares e incluso la Preparatorio Adolfo Chávez, incorporada a la  UNIMCH, emigran a la capital del estado a cursar una carrera, por ello, es “ineludible que el campus se edifique en este municipio”, dijo el edil.

“No sólo de la cabecera municipal se van estudiantes a estudiar a Morelia, sino también de Buenavista, Tepalcatepec, Coalcomán, y toda la parte de la Sierra – Costa; jóvenes que tiene que viajar más de 6 horas para estudiar, y  que deben llegar a Apatzingán para tomar su ruta en autobús, por eso de ser construido el campus aquí seria de gran beneficio para miles de jóvenes”, expusó el alcalde.

Apatzingán cuenta ya con la Escuelas de Ciencias Agropecuarias y el Instituto Tecnológico Superior de Apatzingán, y un campus de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, sería la corona para la educación en la región de Tierra Caliente.