Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./  JUE-24-FEB/ Una verdadera tragedia se registró entre un grupo de cazadores cuando uno de ellos disparó su escopeta en contra de dos hermanos confundiéndolos con un animal, horas después falleció uno de ellos en un hospital, mientras que el otro se recupera satisfactoriamente

 

El ahora extinto respondía en vida al nombre de Julio Figueroa Gutiérrez, de 23 años de edad, quien tenía su domicilio en la calle Belisario Domínguez número 5 de la colonia Revolución, en la población de Ziracuaretiro.

 

Los hechos tuvieron lugar  el día anterior cuando el ahora extinto y su hermano de nombre José Figueroa, de 25 años de edad y un amigo de ambos que se llama Gerardo Pérez Perea, de 22 años, decidieron salir de cacería durante la tarde hacia el cerro denominado El Cobreo.

 

Cuando oscurecía y andaban en busca de conejos, se escuchó una detonación de la escopeta de Gerardo Pérez y los hermanos que andaban juntos, se sintieron heridos, de inmediato llegó al lugar Gerardo quien al verlos malheridos, fue en busca de ayuda para trasladarlos a un hospital ya que dijo, se había confundido y pensó que eran animales salvajes.

 

Los hermanos fueron llevados a un hospital de Uruapan en donde la madrugada de hoy falleció Julio Figueroa.