BOLETIN 045/ MORELIA, MICH./ MAR-22-FEB/  “En tanto no se dote a la Auditoria Superior de Michoacán  (ASM) de más personal y andamiaje, no se le puede exigir un trabajo de calidad; el circulo debe cerrarse; empezar por cubrir sus necesidades y buscar esquemas de trabajo más agiles, no se le puede exigir resultados de primera si cuenta con infraestructura de segunda”

Así lo advirtió el diputado Presidente de la Comisión Inspectora de la Auditoría Superior, Alfredo Anaya Gudiño quien a tres meses de haber asumido esta responsabilidad estableció contundente, “yo lo denuncie desde el inicio de la actual legislatura y hoy como responsable, me cayó el veinte de que la ASM no puede actuar con agilidad si no cuenta con los recursos suficientes para hacerlo” reconoció.

Lo anterior mediante la reunión que sostuvo junto a los legisladores integrantes de la Comisión que preside y la titular de la ASM, Verónica Mendoza Torres, con síndicos municipales de  Acuitzio, Mujica, Tacámbaro, Madero, Jiquilpan, Zacapu, Tocumbo, Los Reyes, Vista Hermosa, Santiago Tangamandapio entre otros representados por Gabriela Rosales Reyes quienes demandan información y capacitación para la presentación de las cuentas públicas y los procesos de entrega-recepción.

Así, Anaya Gudiño reiteró lo que calificó como “las penurias por las que pasa la ASM para cumplir con su responsabilidad y que no logra ofrecer resultados prontos” y ante esta situación, adelantó que presentará ante la Junta de Coordinación Política del Congreso local, la demanda para proveer a esta institución de las herramientas indispensables necesaria a fin de que lleve a cabo un mejor trabajo y a la par se interpondrá una iniciativa que lleve el mismo fin.

De la misma manera exhortó a los síndicos presentes a priorizar desde sus respectivos ayuntamientos y desde el inicio de las administraciones, la contratación de servicios externos de profesionales en la materia de contabilidad y auditoría y no dejar hasta el último momento la búsqueda de información y capacitación que, “es correcto, pero también es necesario prepararse por cuenta propia para poner en orden  sus administraciones municipales y transparenten el ejercicio del gasto público”.

 

Por su parte los síndicos establecieron que no están dispuestos a seguir siendo “desdeñados y auxiliares de los contralores y tampoco jugarle a nadar de a muertito porque no cuentan con el apoyo de la ASM”.

 

En este sentido el diputado tricolor destacó que “no es tiempo de buscar culpables sino canales de solución para poder salir de esta problemática y avanzar en nuevos esquemas de trabajo.

 

También coincidió con los síndicos  al establecer que, “no deben nadar de a muertito y tampoco a quienes les gusta la política, justificar su ejercicio con asistencia a reuniones donde encuentran aplausos”.

 

Finalmente reiteró, “a mí me cayó el veinte y lo que ocupamos es trabajar juntos; no aflojemos el paso y así, juntos, empujar los nuevos esquemas que doten a la ASM de recursos humanos y de infraestructura y sobre todo, seguirnos reuniendo porque debemos dejar en la historia el mito de que no se pueden reunir auditores con auditados”.