BOLETIN/ URUAPAN, MICH./ VIE-18-FEB/ En lo que va del año se han registrado 24 incendios forestales en la Region Forestal VI Purépecha, afectando 97.6 hectáreas de bosque, principalmente de los municipios de Paracho, Cheran, Carapan y Nahuatzen.

 

Estos fueron los datos arrojados del informe de actividades presentado por la comisión de protección forestal, en el marco de la tercer reunión ordinaria del 2011 del Consejo Regional Forestal VI Purépecha,  organismo integrado por representantes de 11 municipios, así como por personal de Sagarpa, Profepa  y Semarnat.

 

Debido a que en los últimos años han aumentado considerablemente los incendios forestales en el primer semestre del año, los integrante del Consejo Regional Forestal VI Purépecha, formaron 25 brigadas de combate de incendio forestal, con la finalidad de evitar que un mayor numero de hectáreas se vean afectadas durante este 2011.

 

Thelma Berenice González Montoya, regidora de ecología, en representación del presidente municipal de Uruapan, Antonio González Rodríguez, al encabezar esta reunión, resalto que además del combate de incendios forestales, en este año se deben tomar acciones que contribuyan para evitar la tala clandestina de árboles.

 

Para ello invito a los asistentes a que apoyen el proyecto de certificación y autorización que permita a los 15 policías forestales hacer la labor de inspectores forestales, ya que solamente de esta forma se podrá lograr un mejor resultado en el combate de la tala clandestina o venta irregular de madera.

 

Informo que actualmente el gobierno del estado ya cuenta con la petición formal para que se pueda otorgar el permiso necesario para que la policía forestal puedan ejercer el trabajo de inspectores forestales, sin embargo hace falta el apoyo de los integrantes de este consejo para que pueda acelerarse este trámite.

 

Por su parte Silvino Chávez Flores, subdirector de planeación y desarrollo forestal, quien asistió en representación de Alejandro Méndez López, director general de la comisión forestal del estado, exhorto a los integrantes de este consejo a que realicen las acciones necesarias para que los ejidos puedan ser invitados a que participen en la conservación del bosque.

 

Consideró que la tala de árboles y los incendios forestales siguen afectando significativamente el medio ambiente en el estado, lo que podría ocasionar problemas ambientales de grave alcance no solo por el cambio de clima que se pueda presentar en el estado, sino que también por la disminución en la recarga de los mantos acuíferos que pueden llegar a afectar a la agricultura del estado.