Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ DOM-13-FEB/  No pasó una tragedia mayor gracias a la pronta participación de los diferentes cuerpos de auxilio y la policía de la ciudad; una fuga de gas o un corto circuito en un puesto de venta de comida de la zona naranja del mercado Tariácuri, ocasionó se registrara un incendio la tarde de éste domingo, en pleno centro de Uruapan. Fallaron las tomas de agua contra incendio, las mangueras tronaron, los extinguidores estaban vacíos y el peligro de que explotaran varios cilindros de gas, era latente; cientos de personas evacuaron apuradamente el edificio de tres niveles.

       

El mercado Tariácuri, ubicado en pleno centro de la ciudad, cuenta con tres niveles, la zona verde, naranja y azul, así como un estacionamiento en el sótano, hacia el oriente tiene acceso por la calle de Nicolás Romero y por el poniente por la calle Constitución, a un costado de la iglesia de la Inmaculada. Fue inaugurado apenas hace un año y medio por la actual administración municipal que encabeza Antonio González.

           

Por ser día domingo, había centenares de personas, entre comerciantes y clientes, a eso de las 15:35 horas, inició el fuego en un local de venta de comida y se propagó de inmediato a los puestos contiguos, al menos diez fueron presa de las llamas. Todos corrían buscando las salidas ya que el área por falta de ventilación, se llenó de espeso humo.

           

Algunas personas buscaron las tomas contra incendio, rompieron los vidrios y abrieron la llave pero no había agua; otros tomaron los extinguidores, pero estaban vacíos por lo que los amontonaron y prefirieron esperar la llegada de los bomberos y cuerpos de auxilio, quienes utilizaron las mangueras del mercado para conectarlas a los carros pipa, pero “tronaron” por la mala calidad.

           

Finalmente se logró controlar la conflagración a las 17:30 horas, los bomberos voluntarios, de Rescate y Salvamento, de Protección Civil estatal y municipal, de Cruz Roja y de otras corporaciones, terminaron exhaustos; varias personas fueron atendidas por intoxicación del humo o por crisis nerviosa. Toca a Protección Civil Municipal revisar y asegurar que se cuente con todas las medidas de seguridad y que funcionen, antes de que pase una verdadera atragedia.