BOLETIN 4295/ URUAPAN, MICH./ SAB-05-FEB/    Sembremos valores para que juntos como sociedad, ayudemos a que impere la legalidad y la Carta Magna recupere el sentido por la que fue promulgada, defendiendo los derechos de los mexicanos.

 

Fue destacado por el profesor Jorge Rangel Anguiano, orador oficial del acto cívico con que se conmemoró en Uruapan el 94 aniversario de la Promulgación de la Constitución de 1917 y el 154 de la que fue hecha en 1857. Este evento se realizó en la Pérgola Municipal y fue encabezado por el Síndico José Moreno Salas, en representación del Alcalde.

 

Ante autoridades educativas y directivos, alumnos y personal docente de la secundaria federal No. 2 (ESFU 2), desde la tribuna el orador invitó a la población a sembrar valores para no permitir que la convivencia social se siga tiñendo de sangre, lastimando el desarrollo y quebrantando la tranquilidad y paz social.

 

Motivó a contribuir para que la Constitución vuelva a dar certidumbre a la sociedad para desterrar los abusos, privilegios y explotación que se sigue registrando en el territorio nacional.

 

Consideró que la Carta Magna debe quedar al margen de todo tipo de intereses individuales o de grupos, al señalar que es el documento rector que fue creado para vencer la anarquía y proteger los derechos y garantías de los mexicanos.

Relató que la Constitución es la ley fundamental de un Estado, en la cual se establecen los derechos y obligaciones de los ciudadanos y gobernantes. Es la norma jurídica suprema y ninguna ley o precepto puede estar sobre ella. Es la expresión de la soberanía del pueblo y es obra de la Asamblea o Congreso Constituyente.

México ha tenido diversas constituciones a lo largo de su historia. Algunas han sido centralistas, es decir, que establecen el poder en un solo órgano que controla todas las decisiones políticas del país y otras federalistas, como la actual, que reconocen la soberanía de los estados pero cuentan con mecanismos de coordinación para asuntos de la República como un todo.