URUAPAN, MICH./ VIE-28-ENE/ Tras los lamentables hechos registrados la tarde noche del jueves en pleno centro de la ciudad de Uruapan, donde se registró un connato de enfrentamiento entre policías municipales y federales que se encuentran acuartelados en el hotel El Tarasco, parece que todo ha regresado a la normalidad.

 

El comandante operativo de la policía municipal, dijo que se está elaborando una minuciosa tarjeta informativa sobre el desarrollo de los hechos, con nombres y fotografías de los actores de ambas corporaciones, a fin de presentar la respectiva queja ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y hacer llegar dicho informe al gobernador del estado y al presidente de la República.

 

Mientras que el visitador regional de la CEDH, Wilfrido Navarrete Virrueta, señaló que en caso de que los policías municipales presenten la queja, ésta será integrada debidamente y a su vez consignada a la CNDH ya que es de jurisdicción federal y serán ellos quienes le habrán de dar seguimiento por ser su competencia.

 

Lo cierto es que la población, los comerciantes y el turismo, han manifestado su desconfianza en la Policía Federal; muchos de los turistas que llegan al centro histórico y el parque nacional, a su paso por el hotel convertido en cuartel, prefieren darle la vuelta, buscar caminos alternos, ante el temor de ser agredidos o asaltados por los federales que prohíben a las personas tomar fotografías en el área.

 

Se vive pues una tensa calma en Uruapan y ya se acerca el Tianguis del Domingo de Ramos donde los artesanos cierran el primer cuadro de la ciudad y son miles de turistas procedentes de todas partes que lo visitan.