EL REVERENDO/ INFOMANIA/ URUAPAN, MICH./ MAR-18-ENE/ Los demonios andan sueltos! Y… ¡están ganando! Así que a todos los fieles no les queda más que aclamar la misericordia de El Señor.

 

¡Ay San Lionel de la Cannabis, líbranos de todo mal! Porque en este año de renovación carismática todas las iglesias saldrán a predicar y adoctrinar a los impíos con tal de ganar del obispado de Michoacán, cuya lucha primordial será entre la iglesia protestante y el ejército azul.

 

El obispo Leonel, jefe supremo de la secta amarilla, anunció que se mantendría al margen de la elección del candidato protestante; hecho que generó la risa burlona de los incrédulos, mismos que aseguran que su capellán Fidelito será el entronizado.

 

Otros consideran que esta candidatura sería un error, a menos que el obispo Leonel hay pactado indulgencias con el nuncio Felipe de Jesús, a cambio de inmunidad para evitar que la Santa Inquisición en Dios Omnipotente (SIEDO) lo prenda después que termine el fuero que ostenta como canónigo de la república.

 

Mientras ocurre todo esto, en la Iglesia Azul, la feligresía regresa a la calma una vez que el Abad Germán fue ratificado en el liderazgo doctrinario; hecho que generó lodo biliar en la vesícula de Marko, el ortodoxo, porque va contra sus intereses de ser el abanderado por el obispado de Michoacán.

 

Otro que sufre las de Caín, es el inquisidor Salvador Viga Capillas, conocido como El Gallo, quien está recibiendo una sopa de su propio chocolate, con los señalamientos de que sus familiares han hecho negocios al amparo del poder.

 

El Gallo estuvo a punto de ser destituido de su alta investidura pero el nuncio Felipillo decidió sostenerlo, como posible plan B, para el obispado de Michoacán en caso que la cocoa se pase de tueste y no se pueda hacer un buen chocolate de metate.

 

Pasemos a la diócesis aguacatera, territorio en donde los poderes fácticos impulsarán a la novicia espuria, Sor Gabriela Desirée, a sabiendas que será una alcaldesa a modo para distribuirse los diezmos a tutta Mater.

 

Para algunas sectas, como la del Colegio de San Nicolás, el mejor abanderado para la parroquia aguacatera sería el Santo Niño David Garibar; en tanto que los adoradores de San Lázaro insisten que Malverde Lagunas sería el indicado para recuperar esta diócesis.

 

Siguen en las postulaciones Carlangas Nobles, el jefe de las mazmorras; el Àngel Exterminador II, la monja Rosa Elma, el infaltable J. Socorro Jerez Fuentes. Ya veremos.

 

En la capilla azul, el beato Librado condicionó su participación a un compromiso incondicional a que le entreguen diezmos, limosnas y donativos, que trabajen todas las catequistas de su lado y que no salga el Santo Niño de la Telera como abanderado de la Igleia PRIstiana. ¿y su nieve, talegón?

 

En la feligresía azul también se moviliza sor Adys Mengaña, Sergio Viniste, Tomichilo Moreno y, desde luego, el lider moral de los monaguillos municipales: Antonio Beber Maciel, el que maneja a su antojo la caja chica de la parroquia cremista.

 

Aparte, lejos del bien y del mal, se cocina un proyecto acromático: Ramona Sánchez, quien se deja adorar por predicadores amarillos, catequistas azules, ateos, tirios y troyanos. Todos le rinden pleitesía y la adulan con la posibilidad de hacerla párroca o lo que ella guste.

 

¿Qué ocurre con la iglesia PRIstiana? Todo indica que el capellán Jaime espera sentado un milagro de San Enrique Peña porque sigue inactivo, esperando que el voto fiel de 16 mil-18 mil PRIstianos le permita reconquistar la parroquia perdida hace 15 años.

 

En el derruido templo tricolor se vislumbran como posibles postulados a Caldo Mehacías, el director de Cloacas, Alcantarillas, Pozos, Aljibes y Subterráneos de Uruapan (CAPASU) así como el empresario, el Santo Niño de la Telera, quien pronto dejará la dirección de Telegay.

 

Pero, mientras son peras o son manzanas, el grupo de pastores Redentores en Movimiento de Uruapan, el Bicentenario de los Lacras, insiste en que toda su gente será un factor de peso a la hora de elegir las planillas, en todas las iglesias, a las que esperan poner de rodillas para que les imploren perdón y les asignen espacios en el culto público.

 

Finalmente, cerramos el sermón con la hermana Marinela. Si está acabada, políticamente; si no representa capacidad alguna… ¿Porqué la enjuician en el Santo Oficio? ¿Porqué la acosa la Santa Hermandad? Bueno, hasta la Sagrada Familia, la cuida, la cuida.

 

Podéis ir en paz, que el Señor os coja confesados.