BOLETIN 009/ MORELIA, MICH./ DOM-16-ENE/ Debido a que Enero es considerado como uno de los meses con mayor riesgo de sufrir enfermedades respiratorias por las bajas temperaturas que se presentan, autoridades de salud hacen un llamado a la población en general para que permanezca alerta ante cualquier síntoma que pudiera poner en riesgo su bienestar y adopte las medidas de cuidado necesarias para prevenir las complicaciones.

 

De acuerdo con informes del Departamento de Epidemiología de la SSM, las consultas por infecciones respiratorias agudas ocupan el primer lugar, siendo los más afectados los niños menores de 5 años que llegan a representar un 40 por ciento de todos los enfermos por esta causa; de esta misma forma los mayores de 65 años son susceptibles a enfermarse durante este mes de las vías respiratorias.

 

El tipo de enfermedades que se están presentando con mayor frecuencia en las unidades de salud son catarros comunes o infecciones de nariz y garganta, así como laringitis y bronquitis; hasta la fecha no existen casos de complicaciones a causa de neumonías, por lo que es importante continuar con las medidas preventivas para disminuir este riesgo.

 

De estos padecimientos invernales, la mayoría son infecciones virales que no requieren tratamiento con antibióticos, aunque un 25 por ciento pueden complicarse con infecciones bacterianas que si los pueden requerir; por lo que es importante siempre estar bajo cuidado médico antes de tomar cualquier medicamento.

 

Aun recibiendo un buen tratamiento existe el riesgo de complicaciones por lo que es importante que permanezcan atentos ante los signos de alarma que requieren atención inmediata, entre ellos se encuentran respiración rápida, hundimiento de pecho, cuello o abdomen, así como presentar ruidos en el pecho, de igual forma si tienen dificultad para respirar o se ven más decaídos o empeoran en lugar de sentirse mejorados pese al tratamiento médico es indispensable acudir de inmediato a la clínica más cercana.

 

Normalmente una infección respiratoria en el transcurso de una semana se mejoran, a partir del cuarto día se debe mostrar una mejoría de lo contrario o perdura más de 10 días es necesario acudir con el médico de confianza.

 

Es importante recordar las medidas de prevención como; evitar estar en contacto con personas enfermas, abrigarse bien antes de salud sobre todo en la mañana y en la noche, evitar cambios bruscos de temperatura, evitar tomar bebidas frías, además de incrementar el consumo de jugos, tés y bebidas calientes. Otra medida que ayuda a disminuir el riesgo de enfermarse es lavarse las manos con frecuencia, así como evitar el saludo de manos, y promover la tosedura de etiqueta que es cubrir con el codo al momento de toser o estornudar.