Dicha comparecencia es con la Representación del Grupo  Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, lo cual agradezco por la alta responsabilidad que esto significa.

 

Dos propósitos animan esta participación, los cuales quiero expresar puntualmente, el primero de éstos es el de reafirmar nuestro compromiso de agotar, al máximo de nuestras capacidades, la agenda legislativa que, de manera fundamental, nos hemos trazado los Diputados  de nuestro  Grupo Parlamentario, misma que se ha enriquecido por la incorporación de voces y puntos de vista expresadas por la sociedad y por el constante intercambio de opiniones, de debate y acuerdos parlamentarios, con todas las ideologías que conforman esta Soberanía.

 

El segundo propósito tiene como finalidad dar a conocer las demandas más sentidas que durante estos tres años han sido expresión y exigencia de  la sociedad a este Congreso.

 

Compañeros y Compañeras Legisladores:

Para ningún michoacano es ajena la crisis de seguridad que vive nuestro Estado, en ese ámbito estamos viviendo una situación trágica, sin precedentes, que lacera el ánimo de nuestros habitantes, ha ésta crisis le tenemos que agregar los problemas estructurales de pobreza, desempleo y manejo financiero, errores estratégicos para el desarrollo del Estado de Michoacán.

 

No compartimos la visión totalitaria, de quienes señalan que no podemos hacer nada como Estado para combatir la delincuencia organizada, que para combatirla el gobierno federal necesita generar más inversión en el Estado, más programas paternalistas y más programas electorales, a ellos se les olvida que el no combate a la violencia genera estragos en la actividad económica, e inhibe la inversión en el Estado, para ejemplo las declaraciones del miércoles en el periódico universal de Miguel Ángel Gallardo presidente de la delegación Coparmex de Michoacán que señala: la extorsión es una de las modalidades delincuenciales que más les afecta, agregando las cifras de la Secretaria de Turismo señalando que el 70% de la ocupación hotelera se derrumbo, sin embargo, estamos de acuerdo en que se tienen que generar programas que permitan dar más oportunidades a la juventud, a los adultos y por supuesto a las empresas, que eviten que nuestros jóvenes engrosen las filas de la delincuencia, pero tenemos que asumir la representación que nos fue conferida a cabalidad,

 

se tienen que tomar decisiones con firmeza, con inteligencia y con entrega a la sociedad.

 

Es obligación inherente al Estado salvaguardar la paz pública y procurar un buen ambiente social para que la convivencia se desarrolle con tranquilidad, en estricto apego al régimen de legalidad y respeto a los derechos humanos, que el derecho moderno ha establecido en la evolución de los pueblos y las instituciones. En eso creemos.

Con ese espíritu ejercemos nuestra función legislativa, y en ese tenor hemos trabajado, como grupo parlamentario planteando diversos ordenamientos en materia de seguridad pública, que hoy son leyes vigentes, como la Ley del Sistema de Seguridad Pública del Estado de Michoacán de Ocampo y la Ley de Seguridad Privada Para el Estado de Michoacán, estos ordenamientos se han aprobado para fortalecer la capacidad de nuestro Estado de Michoacán, en la procuración de justicia y en las tareas de seguridad de la policía, para que tengan mayores instrumentos para enfrentar a la delincuencia.

 

Nunca hemos regateado la acción legislativa de los priistas, en esas materias, al contrario somos el partido que mas las ha impulsado en nuestro Estado de Michoacán, conscientes de la urgencia, y también de nuestra responsabilidad para con la sociedad y con la historia.

 

En la construcción de una política de Estado para restablecer la seguridad pública en Michoacán, los legisladores del PRI seguiremos participando conforme a nuestras atribuciones legales, con compromiso y pasión  para reconstituir la legalidad en defensa del pueblo de nuestro Estado.

 

Las demandas de la sociedad exigen respuestas por parte de esta representación popular.

 

La demandas más sentidas son aquellas que exigen que el poder legislativo se encuentre a la altura de los nuevos retos que la transición política demanda, para lograr más y mejor seguridad pública, más empleo, más educación y mayor atención a la salud pública, sin dejar atrás, la problemática en materia de la vivienda,  y el campo, así como crear las condiciones y oportunidades que permitan un mejor desarrollo para todos.

 

Al Poder Ejecutivo, esta soberanía como depositaria de las aspiraciones y reclamos del pueblo, le manifiesta que existe una verdadera demanda ciudadana para que en principio mejore su actuación en cuanto a la calidad de los servicios educativos, es decir orden y congruencia al Sector Educativo; que el presupuesto autorizado por este congreso lo transforme en auténticas políticas públicas que de manera programática promuevan el desarrollo de las regiones que, a su vez, permitan detener e inhibir las conductas delictivas.

 

En cuanto a los finanzas públicas se exige una verdadera planeación financiera, un programa real de austeridad y un reordenamiento administrativo que permitan el saneamiento de las finanzas, es decir; aunque compartimos el día de ayer la responsabilidad de reestructurar y refinanciar la deuda de corto plazo, esta acción fue pensando en los intereses más altos para el desarrollo de Michoacán, sin embargo, los ciudadanos esperan que dicha  deuda de corto plazo que se contrajo, se investigue, se fiscalice y se deslinden responsabilidades como nuestra constitución  lo prevé y nosotros como Diputados tenemos la obligación de exigirle al Titular del Poder  Ejecutivo transparencia y rendición de cuentas, de otra forma este endeudamiento que castigara a muchas generaciones de michoacanos será un baldón de corrupción que manche una propuesta política que en su momento conto con el respaldo de la primera minoría electoral de la sociedad y que por hoy, con desilusión parece que en lugar de crear riqueza y oportunidades solo promueve la pobreza, la inseguridad, reproduciendo practicas de manipulación y engaño que fomentan apatía y desilusión en la sociedad.

 

Por otra parte está la demanda que  nos solicitan los ciudadanos para  revisar el diseño jurídico del poder judicial en aras de seguir fortaleciendo su independencia y su especialización profesional, que permitan superar sus rezagos para lograr una justicia pronta y expedita. 

La sociedad espera y demanda que a través de la reforma de justicia penal en materia de juicios orales, se profundice en su análisis y estudio, porque ellos esperan que la reforma cumpla con los grandes  objetivos para la que  fue  implementada , es decir debe ser una reforma completa y profunda a su sistema de seguridad y justicia, que de plena vigencia a las garantías individuales y derechos humanos y que brinde seguridad a personas y propiedades, los objetivos son ajustar el sistema a los principios de un estado de constitucional de derecho, que permita un sistema legal más moderno, más pragmático, más civilizado, con la capacidad de acelerar el desarrollo económico y el empleo que tanto necesitamos.

 

La sociedad espera que este  Congreso haga suyas estas  demandas sociales y las transformemos en  principios y normas que regule el desarrollo económico y social de manera equilibrada.

 

Solo así, este congreso estará en posibilidades de dar cumplimiento al artículo 39 de la Constitución Federal de la República que dice: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo y se instituye para beneficio de éste. El Pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.”

 

Este precepto constitucional nos obliga a atender las demandas para  transformarlas en reformas y leyes que beneficien al pueblo, que se escuche bien “que beneficien al pueblo” y con  ello evitamos que éste pueda hacer uso de su inalienable derecho de alterar o modificar, por otras vías, la forma de su gobierno.

 

Como fracción parlamentaria impulsaremos las iniciativas que se encuentran pendientes en este último tramo legislativo como:

 

La iniciativa de Ley de Juventud, convencidos que es el sector más vulnerable en este momento, por la delincuencia, por la salud y por el desempleo, pues coincidimos, en lo apuntado por Cristina Cortez integrante de las Organizaciones Michoacanas de Derechos Humanos que señala el pasado miércoles en el universal cito “Los soldados son jóvenes, los marinos son jóvenes, los federales son jóvenes y los del narco son jóvenes también. Ante nuestros ojos se extermina nuestra juventud. Muchas madres se están quedando sin hijos y muchos hijos se están quedando sin sus padres. Las familias están incompletas”, en materia de juventud como congreso y como Estado tenemos una deuda muy grande con nuestra juventud michoacana.

 

Impulsaremos la iniciativa de Ley de Notariado, la cual debe tener como finalidad que las notarias dejen de ser botín político del gobernante en turno, pero también dejen de ser herencia nobiliaria, debemos impulsar la profesionalización de esta labor para que sirvan mejor a los michoacanos.

 

Impulsaremos la ley de protección civil que permitirá una mejor atención en materia de desastres naturales en el estado.

 

Vamos a impulsar la reforma a la ley de adquisiciones, arrendamientos y prestación de servicios.

 

Tendremos que reformar la ley de responsabilidades de los servidores públicos, comprometiéndonos con la transparencia y legalidad.

 

Plantearemos una nueva ley de fiscalización superior del estado, que le dé un mejor marco de actuación a la Auditoría Superior de Michoacán fortaleciendo su independencia y autonomía técnica y de gestión.

 

Estamos trabajando en una nueva ley de educación pública que permita elevar la calidad de los educandos, así mismo es necesario resaltar  el gran acuerdo en materia de educación alcanzado por este congreso para impulsar la gratuidad en la educación.

 

Como fracción parlamentaria impulsamos a través de la reforma a la Ley Orgánica y de Procedimientos la redefinición de la relación entre los poderes constitucionales, en donde el Legislativo se convierta en un contrapeso real de los otros órganos de gobierno. Esto con base en la corresponsabilidad, el respeto, la comunicación y la colaboración.

 

En materia de salud la propuesta es una ley de establecimientos del tratamiento de las adicciones que es indispensable para vigilar la rehabilitación de nuestros ciudadanos que caen en las redes de las drogas.

 

Hemos propuesto una reforma de gran calado que es la cristalización de un tribunal constitucional que defienda la integridad de nuestro texto constitucional frente a  controversias que se susciten entre poderes y ciudadanos.

 

Con motivo de la reforma judicial tendremos que aprobar en el primer semestre de este año el paquete de leyes en materia de juicios orales.

 

No hay un Michoacán por cada proyecto, existe un solo Estado que debe ser construido desde el aporte de todos los proyectos e ideas.

 

Son muchas las cosas que hicimos para mejorar el Estado. Son muchas las cosas que quedan por hacer. Y son muchas las cosas que vamos a hacer.

 

Hoy compañeros diputados, los invito a sumarse, a proponer, a dialogar, a construir. Porque necesitamos de todos para hacer más grande a este Estado.

Este año nos planteará nuevos problemas y retos por resolver, nuevos desafíos por encarar, y lo vamos a hacer con el mismo convencimiento que el primer día, con la misma fuerza y con la misma pasión.

 

Con el gran sueño de que es posible una vida mejor y que este es el lugar donde elegimos estar, vamos a seguir haciendo un mejor Michoacán para todos.

 

Muchas gracias