MORELIA, Mich./ DOM-09-ENE/ Autoridades de Estados Unidos concedieron la deportación internacional de un presunto violador reclamado por la justicia penal michoacana, en virtud de encontrarse vigente una orden de aprehensión por dicho ilícito, la cual fue cumplimentada por la Policía Ministerial una vez que el indiciado ingresó a territorio nacional.

 

El detenido responde al nombre de Alvaro Ortega Saucedo, de 45 años de edad, originario de Nueva Italia, quien se encuentra relacionado en el proceso penal número 53/2003-II radicado en el Juzgado Primero de Primera Instancia en Materia Penal del distrito judicial de Uruapan, por el delito de violación en agravio de una prima menor de edad.

 

La denuncia del caso fue presentada por la madre de la agraviada, quien precisó que su hija padece de sus facultades mentales, lo cual fue aprovechado por su primo Alvaro Ortega para abusarla sexualmente en diversas ocasiones, amenazándola de muerte en caso de que lo delatara con sus familiares.

 

A consecuencia de ello, la menor quedó embarazada y al ser cuestionada sobre el particular por su madre, la agraviada responsabilizó a su primo de la violación y posterior preñez. La señora se presentó en el Ministerio Público para denunciar al presunto violador, quien al enterarse de las acciones de su tía, decidió darse a la fuga e internarse en Los Estados Unidos.

 

El caso se remonta al año de 2002, cuando la menor tenía 15 años de edad. Desde entonces el presunto responsable se refugió en el estado de California, EUA, donde fue localizado y se solicitó a las autoridades migratorias su arresto con fines de deportación por parte de la Unidad de Asistencia jurídica Internacional y Extradiciones de la Procuraduría General de Justicia.

 

Se precisó que el presunto responsable fue entregado en el cruce fronterizo de San Isidro-Tijuana, donde quedó bajo la custodia de agentes de la Policía Ministerial de Michoacán, quienes ejecutaron la orden de aprehensión y su traslado a territorio estatal para quedar a disposición del órgano jurisdiccional competente y ser sometido a proceso penal.