REYNA TORRES/ INFOMANIA/ URUAPAN, MICH./ SAB-01-ENE/ De nada sirve el aumento del 4.1 por ciento al salario, cuando la canasta básica subió de un 15 a un 20 por ciento y se hayan autorizados incrementos de 8 a 9 pesos a las cajetillas de cigarros.

 

Verdadero malabarismo económico deben hacer amas de casa como Guadalupe Miranda, vecina de la colonia Casa del Niño, quien pensaba aprovisionarse de productos no perecederos en diciembre, para atenuar un poco la “cuesta de enero”.

 

Esta situación, enfatizó, obliga a que todos los miembros de una familia contribuyan al gasto familiar, porque “apenas trabajando 24 horas diarias, alcanzaría para mantenerse”

 

Respecto al papel de las autoridades, consideró que es una burla el incremento al salario, mientras los políticos y funcionarios de gobierno ganan buenos salarios y reciben prestaciones que ningún asalariado tiene, eso en el caso que tenga un empleo de planta.