Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ LUN-27-DIC/ Agobiado por la cercanía de las fiestas navideñas y de fin de año, un emigrado desempleado decidió cortarse la existencia cuando se encontraba bajo los efectos del alcohol y la droga, en un predio donde hallaron su cuerpo putrefacto y carcomido por los animales carroñeros.

 

Se trata de quien en vida respondiera al nombre de José Paz Chávez, de 29 años de edad, originario y vecino de la ranchería de Carrizalillo de Chuén, municipio de Ario de Rosales.

 

La tarde del reciente domingo, un hermano de la víctima, de nombre Bacilio Paz, de 16 años, acudió al predio conocido como “El Solar”, con la finalidad de darles una vuelta al ganado y a eso de las 18:00 horas, grande fue su sorpresa al descubrir el cuerpo putrefacto, semi devorado por los animales carroñeros y con los brazos desprendidos.

 

De inmediato dio parte a sus familiares y éstos a su vez a las autoridades correspondientes quienes hicieron el levantamiento del cuerpo la noche del mismo domingo. Señalaron sus familiares que tenía menos de tres meses de haber llegado del vecino país del norte, estaba desempleado y aparte de ingerir bebidas embriagantes, se drogaba con resistol 5000.

 

En el lugar del hallazgo, había una caguama, droga y una pistola tipo revólver, con la que se presume se cortó la existencia.