ISAURO GUTIÉRREZ/ MORELIA, MICH./ DOM-26-DIC/ A finales del mes de agosto, el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, aprobó con un voto en contra, dar entrada a la expulsión de MANUEL ESPINO BARRIENTOS. Sin embargó, el proceso se iniciaría en el Comité Estatal de Sonora, donde el ex dirigente está registrado como militante. La votación fue mayoritaria en favor de iniciar el proceso sin embargo HÉCTOR LARIOS se abstuvo y MARCOS PÉREZ votó en contra.

 

Posteriormente, el 29 de noviembre pasado, para ser exactos, la Comisión de Orden del PAN Sonora anunció la expulsión de ese partido de Manuel Espino Barrientos, ex presidente del comité ejecutivo nacional.

 

En el comunicado emitido por esa instancia se dice que luego de un análisis exhaustivo al expediente y a los elementos que presentó en su defensa, la Comisión de Orden del Consejo Estatal del PAN en Sonora, determinó por mayoría la expulsión de Manuel Espino de las filas del partido, por considerar que violó los estatutos que rigen la vida interna de Acción Nacional.

 

Añade que después de realizarse la quinta sesión de este órgano autónomo, el vocero y presidente del mismo, Francisco Bueno Ayut, aclaró que existen los elementos suficientes para haber tomada la determinación antes mencionada, la cual surte efecto de inmediato.

 

La repercusión en Michoacán no se hizo esperar y la dirigencia estatal del PAN advirtió a los panistas del estado que habrá sanciones en caso de que ventilen los problemas internos del partido en los medios de comunicación o hagan alguna crítica, porque pueden enfrentarse a situaciones como la del ex dirigente Manuel Espino.

 

“No solamente es él, hay ya varios antecedentes de que quien filtra problemas hacia afuera, a través de los medios de comunicación, o critica la propia actuación del instituto, es sancionado”, aseguró GERMÁN TENA FERNÁNDEZ, quien reconoció que el proceso que enfrenta Espino fija un antecedente importante para el partido y advirtió que quien releve a CÉSAR NAVA en la dirigencia tendrá que ceñirse a los estatutos de Acción Nacional para evitar fracturas y lograr los triunfos electorales de 2011 y 2012.

 

La disciplina hacia el interior de la militancia panista era monolítica hasta antes de que ese partido obtuviera la presidencia de la república, pero ahora esa tradicional disciplina ha ido decayendo debido a que el pastel no alcanza para todos.

 

Cuando no había nada qué repartir, era sencillo exigir que los militantes se abstuvieran de reflejar hacia el exterior sus desacuerdos, pero ahora la ambición por las posiciones políticas y los jugosos negocios que se hacen bajo las sombras del poder, hace que muchos se arriesguen a desafiar a sus dirigentes.

 

GUERRA DE ACUSACIONES.-Ahora es el Partido Acción Nacional el que acusa a perredistas y un priísta por supuestos actos anticipados de campaña, en lo que parece ser una cortina de humo para que ya nadie se acuerde de la multa que pesa sobre ese partido en Michoacán por los excesos cometidos por quien fuera su candidato al gobierno del estado SALVADOR LÓPEZ ORDUÑA.

 

La fundamentación jurídica de la queja interpuesta ante el IEM por el Comité Directivo Estatal del PAN que encabeza GERMÁN TENA, es sumamente endeble en cuanto a que considera que “se pudo haber vulnerado algún  precepto del Código Electoral”, pero no sustenta su dicho con disposiciones claras al respecto.

 

Los albiazules se fueron contra los perredistas ANTONIO SOTO SÁNCHEZ, CRISTINA PORTILLO AYALA, FABIOLA ALANÍS SÁMANO, SILVANO AUREOLES CONEJO Y URIEL LÓPEZ PAREDES, así como del priísta VÍCTOR SILVA TEJEDA. Según el representante de Acción Nacional ante el IEM, EVERARDO ROJAS SORIANO, si no encuentran eco en la instancia local, acudirán ante el Tribunal Electoral.

 

Una vez más los asesores panistas cometen un error gravísimo en materia jurídica, porque en este momento no pueden acusar a nadie por actos anticipados de campaña, debido a que en ninguno de los casos se da todavía el supuesto de que sean candidatos a algo.

 

Lo mismo ocurre con su ya destapada candidata a gobernadora Luisa María Calderón Hinojosa, quien aprovechó la fiesta de su cumpleaños para reunir a lo más granado de su partido con la consigna de que la lanzaran hacia la candidatura.

 

El camino del control legal a las actividades proselitistas parece ampliarse. Primero, se estableció una necesaria regulación de las campañas políticas y después se determinaron tiempos y condiciones para las precampañas. Ahora habrá que esperar una iniciativa de ley que regule las pre-pre-campañas.