A una mesera la violaron y le acertaron 70 heridas, junto a un canal.

 

Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ JUE-23-DIC/  Una banda de delincuentes que secuestraba jovencitas, las violaban y luego les daban muerte, fue capturada por elementos de la Policía Ministerial del Estado, son presuntos responsables de violar a dos jovencitas el 31 de agosto, a quienes apuñalearon en un baldío y las dejaron por muertas; también violaron y asesinaron de 70 heridas con “picahielo”, a una mujer junto al canal de aguas negras en el parque ecológico de la colonia Valle Dorado.

 

Los detenidos son, Raúl Altamirano León (a) “El Pícoro”, de 22 años, albañil que dijo tener su domicilio en el andador Electricistas número 4 de la colonia Obrero Popular, y su hermano Francisco Altamirano León, de 30 años, cortador de aguacate y quien dijo vivir en la calle Cotija número 16 de la colonia Valle Dorado.

 

Otros detenidos son, Bernardo Chávez Macedo “El Berna”, cortador de limón, de 20 años de edad y quien dijo ser de El Terrero, municipio de Buenavista Tomatlán; José Israel Girón Herrera “El Relix”, albañil de 21 años, con domicilio en la calle 5 de Mayo, sin número, de la colonia 12 de Diciembre y, José Chávez Macedo (a) “El Iván”, albañil de 19 años, quien dijo tener su domicilio en la calle Mineros número uno de la colonia Obrero Popular, al oriente de la ciudad y José Daniel Orozco Rodríguez, de 18 años de edad, vecino de esta ciudad.

 

“El Relix”  y José Daniel, son los presuntos responsables de la violación y asesinato de la señora Verónica Belén Alonso Morales, de 21 años de edad, quien fue ultimada la noche del 27 de noviembre y cuerpo localizado la mañana del día siguiente, a un costado del canal de aguas negras del parque ecológico de la colonia Valle Dorado, en la esquina de la avenida Apatzingán y Taretan, junto a la subestación de la CFE, a quien le propinaron al menos 70 heridas con un picahielo.

 

Los cinco mencionados anteriormente, son los probables responsables del secuestro de dos jovencitas a eso de las once de la noche del 31 de octubre, en la esquina donde convergen las calles Camino Viejo a Tejerías, Leona Vicario y Pomarrosa, frente a un autolata, donde dividen las colonias La estrella y Santa Catarina, a quienes amagaron con un cuchillo y una pistola de postas, las llevaron caminando unas cuatro cuadras hasta una casa abandonada marcada con el número 22 de la calle Campesino, en la colonia La Isla, al oriente de la Obrero Popular.



 

En dicha finca abusaron sexualmente de las jovencitas, por la madrugada las sacaron y caminaron unos cien metros por unos lotes baldíos, en donde las obligaron a tirarse al piso bocabajo, luego las acuchillaron, al percatarse de que no se movían, las dejaron por muertas como a las 02:30 horas, luego fueron a la casa de uno de ellos, donde escondieron las armas y se fueron a sus respectivos domicilios.