Lo ultimaron a balazos dentro de un restaurante; andaba de civil.

 

Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ MAR-21-DIC/  De al menos ocho balazos de grueso calibre, fue asesinado un capitán del Ejército Mexicano, la tarde de hoy en el interior de un restaurante, en donde al parecer se suscitó un altercado con otra persona; el agresor logró darse a la fuga, posteriormente, en la zona se registró una gran movilización en donde un a un elemento de la milicia se le disparó su rifle tipo Fall cuyo proyectil se incrustó a unos centímetros del grupo de reporteros que cubríamos la información.

 

A eso de las cuatro de la tarde, el capitán del Ejército de nombre Zeferino García Flores, de 36 años de edad, originario del Estado de Guerrero y quien al parecer era el encargado de la Base de Operaciones Mixtas en Michoacán, se encontraba comiendo en el restaurante llamado “El Pollo Regio”, que se localiza sobre la avenida Latinoamericana, donde entronca la calle Galeana, en el fraccionamiento Granjas del Cupatitzio, a una cuadra del Paseo Lázaro Cárdenas.

 

De acuerdo al testimonio de varios comensales, el ahora extinto se encontraba acompañado de una joven y hasta el lugar se acercó una persona no identificada quien empezó a discutir acaloradamente con el militar, quien iba vestido de civil, al momento, desenfundó una pistola calibre 9 milímetros y la accionó en su contra por lo que cayó sin vida.

 

El hechor salió corriendo y huyó a bordo de un auto compacto. En pocos minutos arribó al lugar el Ministerio Público y un gran número de militares y elementos de la Policía Federal, luego de dos horas, finalmente fue retirado el cuerpo.



 

Cuando ya todo había concluido, los militares abordaron sus vehículos oficiales y a uno de ellos se le fue un tiro de su rifle tipo Fall, cuyo proyectil se incrustó en el pasto del camellón central de la avenida Latinoamericana, donde se encontraban cubriendo la información, reporteros de Radio La Poderosa, de El Sol de Morelia, La Opinión de Michoacán y dos paramédicos del grupo AMRU, situación que tensó por unos momentos el lugar, afortunadamente no pasó a mayores.