BOLETIN/ URUAPAN, MICH/ JUE-09-DIC/ Con el objetivo de preservar las tradiciones navideñas, en la Casa de la Cultura se desarrolla del 6 al 10 de diciembre, el Taller de Piñatas, en el que participa una importante cantidad de niños, jóvenes y adultos.

 

Se trata de una actividad cuya inscripción es gratuita, mediante la cual también se incentiva la creatividad de los participantes, orientándolos a elaborar piñatas tradicionales, en virtud que están por iniciar las Posadas, eventos en los que son un elemento esencial para la diversión y la convivencia social.

 

El taller es impartido por instructores de la Dirección de Fomento y Desarrollo Cultural de Uruapan, cuya titular, Lucía Jaimes Puertos destacó que cada  fin de año existe una gran motivación de jóvenes y adultos por fabricar piñatas tradicionales y de esta manera contribuir a evitar que esta costumbre se pierda entre la población.

 

Resaltó que el curso tiene la ventaja de que quienes lo reciben, solo tienen que llevar su cántaro y tijeras, ya que el gobierno que preside Antonio González Rodríguez les proporciona el resto de los materiales, todo en un marco de alegría y creatividad.

 

La piñata clásica tiene como base una olla de barro y está elaborada y forrada con materiales tradicionales, tales como: papel periódico, de china, crepé, entre otros que se suelen pegar con engrudo. La costumbre indica que no es válido utilizar materiales plásticos, metálicos o vidrio y se rellenan de colaciones caramelos, fruta, cacahuates y otros productos

 

Se dice que los misioneros españoles trajeron las piñatas a la Nueva España, otorgándoles un significado teológico. Son adornadas con siete conos de cartón decorado, que representan los 7 pecados capitales: lujuria, gula, ira, avaricia, pereza, envidia y soberbia.

 

El ritual al romperla también encierra varios significados, La venda en los ojos que se coloca a quien le toca romperla simboliza la Fe, que es ciega; mientras que el palo representa la Esperanza que puede vencer al mal.