BOLETIN 217/ MORELIA, MICH./ MAR-07-DIC/En la máxima tribuna del parlamento local, el diputado Presidente de la Comisión Inspectora de la Auditoria Superior de Michoacán, Alfredo Anaya Gudiño, dejó en evidencia la urgencia porque la Auditoría Superior de Michoacán, cuente con un nuevo diseño constitucional y de legalidad; las reglas que actualmente le rigen, están desfasadas por alrededor de 30 años.

 

En esta tribuna el legislador tricolor levantó la voz para hacer públicas las deficiencias de este órgano fiscalizador pero también, para exponer su propuesta orientada a  mejorar el quehacer de los auditores que carecen hasta de lo mínimo indispensable para desempeñar sus funciones y por ende que ofrezcan mejores resultados.

 

Anaya Gudiño, se refirió a la reunión que sostuvo el pasado 25 del presente con 55 alcaldes, 79 tesoreros municipales y 10 contralores además, de todo el personal de la ASM.

 

De ahí dijo, se desprendió la urgencia de un nuevo diseño constitucional que traiga como consecuencia el fortalecimiento del control del gasto público estatal y municipal que realizan los tres esquemas de control plasmados en el marco jurídico y que son el órgano de control interno que deben realizar las contralorías municipales, estatales  que lleva a cabo la ASM y del control político que se ejercita por el congreso local; es en este orden que merece ser tomada en cuenta la demanda ciudadana para que se legisle en materia de contralorías sociales. Indicó.

 

Asimismo destacó que se ocupa de un nuevo diseño jurídico que integre toda la normatividad dispersa que hoy prevalece para facilitar a los órganos de control internos, se les dote desde la Ley, su diseño profesional y una mínima estructura básica.

 

Se ocupa abundó, la renovación jurídica desde la Constitución local insistió Anaya Gudiño al referirse a las Leyes de Fiscalización, Orgánica del Congreso y de Contabilidad, Presupuesto y Gasto Público que deben corresponder a los nuevos lineamientos jurídicos  y administrativos que en esta materia contempla la nueva Ley General de Contabilidad Gubernamental.

 

 

En este sentido recordó, que las Leyes que rigen actualmente la ASM se encuentran desfasadas por casi 30 años y en consecuencia, el diseño Constitucional y legal que existe para la adecuada administración pública estatal y municipal, fue diseñado entre otras cosas para fiscalizar estas administraciones desde los años 80´s y se está arrastrando un desfase y desactualización de estos marcos jurídicos.

 

Asimismo propuso desde la tribuna, terminar con el mito de auditores y auditados, se ocupa de resultados y para ello, urge dotar de las herramientas necesarias a quienes se encargan de realizar este quehacer y que actualmente ocupan sus equipos personales y por ende se llevan el trabajo institucional a sus casas.

 

Como trabaja en la actualidad la ASM, no funciona y carece de capacidad para auditar un estado como Michoacán, “no debemos satanizar este órgano, pero sí,  se ocupa de darle orden y armonía” dijo Anaya Gudiño.

 

Finalmente mencionó que se suma a las propuestas que en este mismo tenor han presentado los diputados de Acción Nacional y Convergencia  a fin de fiscalizar con orden los recursos que no son de los partidos sino de los ciudadanos acotó.