BOLETIN 313/ MORELIA, MICH./ LUN-06-DIC/  Agentes de la Policía Ministerial esclarecieron el homicidio en agravio de un cliente de una tienda de abarrotes que fue muerto de un balazo en la cabeza que le disparó otro cliente del mismo establecimiento, quien fue detenido como resultado de las investigaciones efectuadas en torno al caso.

 

El presunto responsable responde al nombre de Marcelino Rodríguez Romero, “El Lupillo”, de 44 años de edad, con domicilio en el fraccionamiento Misión del Valle de esta ciudad, quien se desempeña como supervisor de una empresa de seguridad privada.

 

Se precisó que el detenido se encuentra relacionado en la averiguación previa penal número 72/2010-III-AEH-3 por el delito de homicidio, en agravio de Alberto Espinoza Quiroz, de 45 años de edad, quien se dedicaba a la hojalatería y tenía su domicilio en el mismo fraccionamiento.

 

Los hechos se registraron alrededor de las 16:30 horas del pasado 28 de noviembre, en una tienda de abarrotes denominada “Los Peques”, ubicada en la calle Convento Mextitlán número 250 del fraccionamiento ya señalado, donde el supervisor de seguridad privada acudió para informarse sobre una recarga para celular que no había recibido, la cual solicitó fiada a la dueña del establecimiento.

 

El ahora detenido aprovechó su estancia en la tienda para tomarse una cerveza y poco después se presentaron en el lugar unos niños, quienes solicitaron fiados algunos artículos. Dicha circunstancia ocasionó un comentario despectivo de otro cliente que también  tomaba una cerveza, diciendo que “otros ca… que vienen a pedir fiado, no se pueden poner a trabajar”.

 

 La frase fue pronunciada por el hojalatero Alberto Espinoza, quien de inmediato fue agredido por Marcelino Rodríguez, al sacar una pistola tipo escuadra calibre .32, con la cual le disparó un balazo que se le incrustó en la parte posterior de la cabeza. La víctima se desplomó al piso sin vida, en tanto que el presunto homicida se dio a la fuga inmediatamente con rumbo desconocido.

 

Tras abocarse a las investigaciones del caso, elementos de la Policía Ministerial adscritos al Centro de Protección Ciudadana Nueva España Camelinas, lograron ubicar el paradero del supervisor de seguridad privada en la colonia Emiliano Zapata, donde fue requerido y asegurada el arma de fuego, con cargador y 26 cartuchos útiles.

 

El indiciado fue puesto a disposición de la Agencia Tercera del Ministerio Público Especializada en Homicidios, a efecto de ser consignado por el delito de homicidio ante el órgano jurisdiccional competente.