BOLETIN 4099/ URUAPAN, MICH./ MIE-01-DIC/  En vez de edificar dos plantas tratadoras, la Junta de Gobierno de la CAPASU plantea incrementar la capacidad en la de San Antonio, de 300 a 600 litros por segundo, lo cual generaría un ahorro de recursos y de tiempo, además de que se optimizaría la operatividad de este servicio a la sociedad.

 

Actualmente se construye dicha obra con un presupuesto de 173.2 millones de pesos, sin embargo, el costo adicional que se requeriría para aumentar la capacidad de la planta sería menor, a los más de 250 millones de pesos que se ocuparían para edificar la del Tarecho, para la cual todavía faltaría conseguir el terreno.

 

En base a estos argumentos, fue que los integrantes de la Junta de Gobierno de la CAPASU aprobaron de manera unánime esta propuesta, en reunión ordinaria. Este planteamiento será turnado al seno del Ayuntamiento para que lo analice y determine si autoriza esta modificación al proyecto.

 

En su oportunidad, el Alcalde Antonio González Rodríguez destacó que se trata de una alternativa viable, que originaría ahorros al proyecto general de saneamiento de aguas residuales que emprende Uruapan, y además, permitiría que se tuviera en menos tiempo, la infraestructura que se necesita para limpiar el total de aguas negras y grises en esta ciudad, que si se edificara una segunda planta como estaba planeado de inicio.

 

“Ante crisis financiera, hay que optimizar para avanzar” expresó el Edil ante el Director del organismo operador, Aldo Macías Alejandres y miembros de la Junta de Gobierno, quienes avalaron esta propuesta.

 

En este tenor, Macías Alejandres señaló que aún existe tiempo para hacer válida esta propuesta ante Comisión Nacional del Agua y gestionar más recursos federales, que se ocuparían para ampliar la capacidad de la planta San Antonio que se encuentra en construcción.

 

Explicó que el costo que representaría dicho aumento de capacidad, sería menor, aún tomando en cuenta las obras adicionales que se requerirían hacer para llevar a la obra de San Antonio, las aguas residuales que le tocaría limpiar a la del Tarecho, como pudiera ser un equipo de bombeo y un emisor.