BOLETIN 307/ MORELIA, MICH./ MAR-30-NOV/ Agentes de la Policía Ministerial efectuaron la captura de una mujer que urdió un autosecuestro para extorsionar a su marido con la cantidad de cincuenta mil pesos. Durante las investigaciones, también fueron detenidos un hermano y un amigo de la presunta responsable, quienes actuaron en complicidad con ella para consumar el ilícito.

 

Los indiciados fueron identificados como María Leydi González Ayala, de 24 años de edad, con domicilio en la colonia Arcos San Juan de esta ciudad; Salvador González Ayala y Miguel Angel Gutiérrez Rodríguez, de 30 y 38 años de edad, respectivamente, ambos con vecindad en el municipio de Lázaro Cárdenas, quienes se encuentran relacionados en la averiguación previa número 455/2010/III-DAE por el delito de extorsión, en la modalidad de secuestro simulado.

 

De acuerdo con las actuaciones ministeriales, el pasado 21 de noviembre, cuando el marido de María Leydi se encontraba en su trabajo, fue informado por un familiar que ésta y su menor hija no estaban en su casa y que el interior de la vivienda se encontraba en desorden.

 

Al acudir a su domicilio, el agraviado descubrió rastros de sangre en la casa y de inmediato buscó a su mujer y la menor en diversos hospitales de la ciudad. Sin obtener resultados positivos. Ante ello, acudió a la Procuraduría General de Justicia para presentar denuncia en la Dirección de Antisecuestros y Extorsiones de esta institución.

 

Posteriormente, el denunciante recibió una llamada telefónica por parte de su cuñado Salvador González Ayala, quien le informó que la mujer y su hija se encontraban secuestradas y que los plagiarios habían decidido entablar comunicación con él para que fungiera como enlace para negociar el rescate de las supuestas víctimas.

 

Inicialmente se exigió un monto de 250 mil pesos por la libertad de María Leydi y su hija, pero tras negociaciones, se acordó pagar un rescate por la cantidad de 50 mil pesos.

 

Los falsos secuestradores determinaron que el dinero sería entregado en la jurisdicción municipal de Arteaga, donde agentes antisecuestros de la Procuraduría General de Justicia implementaron un operativo  para  detener a los presuntos  plagiarios,  el cual resultó exitoso,  ya  que se  logró  requerir a María Leydi, su hermano Salvador y a Miguel Angel Gutiérrez Rodríguez, así como asegurar dos vehículos donde se desplazaban, marca Nissan y Volskwagen, además de dos teléfonos celulares.

 

Durante sus declaraciones ministeriales, los tres detenidos aceptaron su responsabilidad en el ilícito y María Leydi manifestó que urdió el secuestro porque se quería separar de su esposo. Explicó que el desorden y los rastros de sangre en su domicilio, fueron originados intencionalmente al pincharse un dedo para dejar huellas de violencia y hacer más creíble el supuesto secuestro. Por lo que respecta a la menor, ésta se encuentra sana y salva.

 

Los tres requeridos serán consignados ante la autoridad jurisdiccional competente, donde serán sujetos a proceso penal por el delito de extorsión, en su modalidad de secuestro simulado.