DIPUTADO PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA,

DIPUTADAS Y DIPUTADOS,

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

CIUDADANOS QUE NOS ACOMPAÑAN.

 

 

Subo a esta tribuna para expresar mi desacuerdo con las imputaciones que respecto de mi persona, ha hecho públicas el  Gobierno de la entidad desde un medio de comunicación que es propiedad del Estado de Michoacán, que todos conocemos, que es el Sistema Michoacano de Radio y Televisión.

 

POSICIONAMIENTO

 

El día 23 de noviembre de 2010, nuevamente el ejecutivo del estado que encabeza Leonel Godoy Rangel, me ha señalado como el responsable de movilizar la planta de trabajadores al servicio del Poder Ejecutivo.

 

Este gobierno godoyista o jodoyista como ya muchos le llaman, es no sólo de la desilusión sino también de la alucinación.

 

Es error tras error, que se engrandece a quien por combatir en las trincheras del señalamiento del mal gobierno y la lucha social; además  para  mí es un alto honor que me consideren con la capacidad, la posibilidad de movilizar a los burócratas estatales, me honra, me enaltece y también me fortalece en mi carácter de luchador social.

 

Pero me quedaría con esa mentira que me honra.

 

En realidad, debo por respeto antes que nada a los trabajadores al servicio del poder ejecutivo, y también a sus dirigentes sindicales, aclarar a la opinión pública que el que habla, primero no participa en las reuniones sindicales en donde ellos toman sus decisiones; segundo, siempre tendrán mi solidaridad para sus acciones, pero ni antes ni ahora he comentado, menos aún sugerido, a los dirigentes sindicales que realicen tal o cual acción de presión, eso les corresponde a ellos, sólo a ellos, pues yo sé lo que desgasta;  cuando se lleva a cabo,  no es por capricho sino por necesidad; siempre ante los yerros, la cerrazón de quienes deben atender y resolver tal o cual situación.      

 

Nunca en la historia, lo saben bien los michoacanos, hasta esta administración, o quizá sería mejor llamarle desadministración, los trabajadores del estado habían tenido que recurrir a movilizaciones para hacer valer sus derechos, menos aún llegar a la huelga como ya sucedió.

 

Pero llegó la arrogancia, la soberbia, la insensibilidad, y provocaron la firmeza y solidaridad de sus trabajadores.

 

Y también llegó la irresponsabilidad que los llevó primero a inculpar, que a buscar las verdaderas causas para resolver los problemas.

 

Y vino la alucinación y me culpó……….   me responsabiliza.

 

Dónde quedó la seriedad?  Dónde está la responsabilidad?  Dónde se esconde el sentimiento de izquierda que tanto se presume y que sus trabajadores no ven?

 

No voy a gastar palabras ni más tiempo, ellos lo harán y mucho -y también dinero- para seguir inculpando; solo hare las siguientes precisiones:

 

PRIMERO. Aún cuando, siempre me he solidarizado con los trabajadores del STASPE…….. .No he motivado en ningún sentido las acciones justas que ha realizado en defensa de sus derechos.

 

SEGUNDO. El PRI, mi partido tiene su dirigencia y solo ella tiene esa representación; aunque yo participara, cosa que no he hecho reiteró, no tiene por qué inculparse al PRI de esas acciones.

 

TERCERO. El Sistema Michoacano de Radio y Televisión es de los michoacanos, para servirles a ellos, al Estado para su desarrollo a los michoacanos como vehículo de identidad y cohesión. Por tanto no deberían de usarlo con sentido político como con frecuencia lo hacen.

 

CUARTO. Para ser congruente con esta fecha estoy pidiendo a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que revise la programación y el sentido del Sistema Michoacano para que determine si se apega a las condiciones de la autorización respectiva y  esto……….. ellos lo resolverán.

 

 Exhorto al Titular del Ejecutivo Estatal a que, si tiene pruebas….. que las presente, me acuse y me responsabilice del daño que se causa y le aseguro que yo no me protegeré en el fuero.

 

Finalizo con una muy sentida petición al propio Ejecutivo……..que atienda a sus trabajadores, tienen su familiares, ellos viven de su salario y sus funcionarios….. viven del esfuerzo de los primeros.