Se enfrentaron dos familias al término de un novenario.

El saldo final fue de una mujer muerta y cinco lesionados.

 

Lamberto HERNÁNDEZ MÉNDEZ/ URUAPAN, MICH./ LUN-22-NOV/ Un campesino ha sido sentenciado a purgar una condena de diez años de prisión por el delito de homicidio en riña. El procesado y familiares se enfrentaron a sus vecinos por problemas de tipo personal y dio muerte a una mujer de un hachazo en la cabeza; cinco personas más resultaron lesionadas en la trifulca, ello, al término de un novenario en una comunidad del municipio de Nahuatzen.

 

Se trata de Pascual Gabriel Felipe, de 24 años de edad, originario y vecino de la comunidad indígena de Comachuén, en el referido municipio de Nahuatzen, a quien le integran el proceso 104/2010, en el juzgado segundo penal, por el delito de homicidio en riña, en agravio de Ma. Imelda García Nicolás, de 57 años de edad.

 

El expediente refiere que los hechos tuvieron lugar el 12 de junio del presente año, poco antes del medio día, sobre la calle Morelos del barrio de abajo, en Comachuén, donde terminaría el novenario por la muerte de José de Jesús González Hernández.

 

Un caballo propiedad de uno de los implicados, se introdujo a la casa del vecino de quien se dice es un brujo, de ahí empezó la discusión ya que el animal había causado destrozos; miembros de ambas familias empezaron a liarse a golpes utilizando piedras, palos, azadones y hachas.

 

Media docena de personas resultaron lesionadas de gravedad, entre ellas la ahora extinta, quien falleció en el hospital integral de Cherán a eso de las 22:00 horas; otras víctimas fueron, Hermelinda García de 55 años, Gustavo Ángel González, de 17, Anastacio Gabriel de 33 y los hermanos Bulmaro, Margarita y el sentenciado, de 46, 28 y 24 años, respectivamente.