BOLETIN 304/ APATZINGÁN, MICH./ SAB-27-NOV/  Agentes de la Policía Ministerial dieron cumplimiento a dos órdenes de aprehensión por los delitos de homicidio calificado y violación, giradas en contra de un jornalero de la región de Aguililla, quien ya se encuentra a disposición de la autoridad jurisdiccional competente.

 

El presunto responsable fue identificado como J. Jesús Espinosa Ayala y/o Jesús Espinosa Ayala, de 57 años de edad y vecino de la comunidad “El Rincón del Guayabo”, del municipio de Aguililla, quien se encuentra relacionado en el proceso penal número 46/2002 por homicidio calificado, en agravio de José Prado García y Magdalena Maldonado Navarro.

 

Asimismo, el indiciado tenía pendiente una orden de aprehensión por el ilícito de violación, cometido en agravio de una hija suya de once años de edad, según el proceso penal número 132/2002 del Juzgado Segundo de lo Penal del distrito judicial de Apatzingán, donde también está radicada la causa penal por el doble homicidio.

 

De acuerdo con las constancias del proceso por la muerte de la pareja, se estableció que el día 30 de octubre del año 2001, el jornalero y varios acompañantes se presentaron en una tienda de abarrotes de la comunidad “Chapula”, del municipio de Aguililla, propiedad de José Prado García y su esposa Magdalena Maldonado Navarro.

 

Testigos de los hechos manifestaron que Jesús Espinosa y sus amigos se encontraban en estado de ebriedad y pretendieron comprar cerveza en el establecimiento atendido por el matrimonio, pero los ahora occisos se negaron a venderles la bebida, pues se disponían a cerrar la tienda.

 

Ante la negativa de los agraviados, el jornalero y sus acompañantes ingresaron por la fuerza al lugar y dieron muerte a balazos a la pareja, para enseguida darse a la fuga con rumbo desconocido.

 

Por lo se refiere al caso de violación, se precisó que el 19 de abril del año 2002, Espinosa Ayala llegó ebrio a su domicilio y se dirigió al dormitorio de una hija de once años de edad, a quien obligó a salir hasta un solar, donde abusó sexualmente de ella después de someterla a golpes.

 

No obstante, el ebrio fue descubierto por su esposa, la cual rescató a la menor de su alcoholizado padre. La mujer se dirigió al Ministerio Público para denunciar los hechos delictuosos, pero el violador se dio a la fuga mientras la señora acudía a pedir el auxilio de las autoridades.

 

La captura del doble homicida y violador se registró cuando agentes de la Policía Ministerial desarrollaban un operativo de Prevención del Delito y Seguridad en la región de Aguililla. El detenido fue trasladado a esta ciudad, donde fue recluido en prisión para quedar a disposición del Juzgado Segundo de lo Penal y ser procesado por los delitos que se le imputan.