BOLETIN GPPAN 546/ MORELIA, MICH./ MIE-24-NOV/  Este jueves, en sesión Legislativa, se dará segunda lectura y se someterá a votación para su aprobación, una iniciativa para reformar el Código Civil y el Código Familiar del Estado de Michoacán, con lo que se pretende proteger el patrimonio de los adultos mayores, anunció la diputada Macarena Chávez Flores.

 

Consideró que existe suficiente consenso para que sea aprobada la iniciativa de decreto que contempla reformas a artículos de las legislaciones mencionadas, ya que la intención es que los adultos mayores cuenten con garantías para proteger su patrimonio y que no sean despojados del mismo.

 

Se trata de una iniciativa que presentó de manera conjunta con el diputado Francisco Morelos Borja, la cual, sin duda, contribuirá a que los adultos mayores de Michoacán se sientan más seguros.

 

Recordó que de acuerdo con el Consejo Nacional de Población, el sector de los adultos mayores en el país ha crecido a más del 3.7 por ciento anual. Esto significa que si en el año 2000 existían alrededor de 14 adultos mayores por cada 100 personas menores de 15 años, se calcula que para 2020 se triplicará la cifra.

 

Independientemente de lo anterior, prosiguió la legisladora panista, se estima que en México el 84 por ciento de los recién nacidos llegará con vida a los 60 años de edad, cifra que contrasta notablemente con el 48 por ciento que se esperaba en 1950.

 

De acuerdo con cifras oficiales, en la actualidad hay poco más de cinco millones de adultos mayores en el país, de los cuales alrededor de 1.5 millones reciben alguna pensión o jubilación que por lo general les resulta insuficiente para satisfacer sus necesidades materiales, situación que se agrava si se toma en cuenta el alto grado de analfabetismo en ese sector, que en el año 2000 representaba el 30 por ciento del total de dicha población, explicó.

 

También expuso que Michoacán ocupa cuarto lugar nacional en alfabetismo, factor que alienta abusos, discriminación y hasta violencia por parte de la sociedad e incluso de sus propios familiares.

 

La diputada Macarena Chávez mencionó que “la exclusión de la que ha sido víctima el adulto mayor, se encuentra fuertemente relacionado con la transformación cultural de los miembros que integran la familia, considerados tanto en su sentido individual como en su carácter grupal, generada, entre otros aspectos, por la globalización. Este fenómeno ha generado un ritmo de vida acelerado y ha tenido como consecuencia una pérdida de principios, desapego, desvaloración y en general un desencajamiento social”.

 

En consecuencia, “todo lo anterior, sumado al abandono que los adultos mayores sufren por parte de sus familias, es un reflejo de que se les ha restado importancia en la sociedad como seres que requieren atención propia y particular básica y de su desvalorización dentro del núcleo esencial que es la familia, siendo en muchos de los casos recluidos en asilos o casas de retiro”.

 

La diputada panista recalcó que la alteración constante de la estructura básica del funcionamiento social, la marginación paulatina del adulto mayor y, además, el entorno social que no proporciona elementos que frenen estos acontecimientos, provocan graves problemas en la persona misma del adulto mayor, como lo es la pérdida de autoestima, daño a su salud física y mental.

 

Y destacó que si bien es cierto que existe legislación encaminada a atender y propiciar una mejora en la vida de los adultos mayores, además de generar políticas públicas inteligentes de amplia cobertura y, sobre todo, que trasciendan y construyan una sociedad para todos los ciudadanos, brindando seguridad y calidad de vida en la vejez, es preciso buscar nuevas herramientas legales que permitan ampliar la protección del adulto mayor, en especial de su patrimonio.

 

Por lo mismo, afirmó que la iniciativa que presentaron tanto ella como el diputado Francisco Morelos Borja, plantea garantizar que el adulto mayor pueda enajenar su propiedad, pero en caso de que ésta sea la única, o bien en la que habita, conserve para sí el usufructo vitalicio, es decir, el uso y goce de la misma, asegurándole la existencia de un hogar y un espacio propio del que pueda disponer.

 

Así, se contemplan reformas al Código Civil dentro del capítulo que regula el usufructo, haciendo las adecuaciones necesarias para poder garantizar que aun enajenando la propiedad, se conserve el uso y goce del bien para el adulto mayor.

 

Advirtió que “no se omite señalar que habrá ocasiones en que el adulto mayor deba trasladar la posesión de su única propiedad o aquella en la que habita, motivo por el que se contempla una excepción que  deberá ser calificada y autorizada por autoridad judicial tomando como base la absoluta necesidad o la evidente utilidad de la enajenación y el traslado de dominio”.

 

Por la importancia que representa la iniciativa mencionada para los adultos mayores, la legisladora Macarena Chávez Flores opinó que existen condiciones para que este jueves sea aprobada por el Pleno en el Congreso del Estado de Michoacán.