BOLETIN/18NOV10.-Como resultado de distintas acciones de la Policía Ministerial, fueron detenidos dos presuntos responsables del delito de homicidio, quienes tenían pendiente orden de aprehensión girada por autoridad jurisdiccional competente.

 

El primer caso corresponde a Carlos Flores Piñón, de 30 años de edad y vecino de la ranchería “Carnicerías”, del municipio de Madero, el cual se encuentra relacionado en el proceso penal número 96/2009-VIII radicado en el Juzgado Octavo de lo Penal de este distrito judicial, por el delito de homicidio calificado, en agravio de Humberto Gómez Aburto y Lucina Aburto Correa.

 

De acuerdo con las constancias procesales, los hechos se registraron el día 14 de abril del año 2009, en la comunidad “Poder de Dios”, del mismo municipio de Madero, donde el presunto responsable acudió al domicilio de sus víctimas y les dio muerte con una escopeta calibre .12 de su propiedad.

 

Los ahora occisos eran madre e hijo, según se desprende de las actuaciones ministeriales que en su momento practicó la Procuraduría General de Justicia. Por lo que respecta a las causas del doble homicidio, el inculpado dijo que se debió a que momentos antes, Humberto y dos amigos suyos se presentaron en su casa y le dieron una golpiza sin existir motivo alguno.

 

Agregó que los agresores se retiraron del lugar, pero él decidió reclamar lo sucedido a Gómez Aburto. Para ello, se apoderó de su escopeta y acudió a la vivienda que Humberto compartía con su madre Lucina, donde los privó de la vida después de originarse una discusión y lucha por la posesión del arma.

 

El presunto homicida se ocultó en la serranía de Villa Madero y posteriormente huyó con rumbo a Los Estados Unidos. Sin embargo, recientemente regresó a la entidad y fue aprehendido cuando deambulaba en la periferia de esta ciudad.

 

Por otra parte, agentes de la Policía Ministerial dieron cumplimiento a una orden de aprehensión por homicidio calificado en grado de participación, girada en contra de Mario Talavera Álvarez, de 19 años de edad, quien tiene su domicilio en la colonia Valle Dorado de la ciudad de Uruapan. 

 

Se precisó que el indiciado se encuentra involucrado en los hechos que desencadenaron la muerte de un caporal, identificado como Roberto Villa Solís, de 33 años, quien fue privado de la vida con un bat de béisbol, a manos de un taxista de nombre Francisco Javier Armendáriz Pérez, “El Armendáriz”, de 28 años de edad, actualmente recluido en prisión por dicho ilícito.

 

El homicidio se registró por causas pasionales, el día 12 de abril pasado, en las cercanías del rancho “San Antonio”, situado en la periferia de la ciudad de Uruapan, donde al ahora occiso desempeñaba su trabajo. El presunto homicida fue auxiliado por sus amigos Mario Talavera Alvarez y Enrique Ochoa Aguilar –también preso-, para someter a la víctima y darle muerte de múltiples golpes en todo el cuerpo con el bat de béisbol que portaba “El Armendáriz”.

 

Las investigaciones efectuadas por la Policía Ministerial permitieron el esclarecimiento del crimen y la captura del taxista, así como de los demás involucrados en los hechos delictuosos