BOLETIN 116/ URUAPAN, MICH./ MIE-10-NOV/  La Secretaria de Desarrollo Rural de Michoacán, María del Carmen Trejo Rodríguez, inauguró el XXXIII Congreso Nacional de Control Biológico en la Facultad de Agrobiología “Presidente Juárez”, en el municipio de Uruapan, el cual, reúne especialistas, investigadores y estudiantes del ramo.

 

Durante el evento, la titular de la SEDRU destacó que el control biológico es un tema medular para un crecimiento agrícola sustentable de Michoacán, por lo que este tipo de eventos, permiten el intercambio de experiencias y la difusión de resultados de académicos de diversas universidades y centros de investigación, en temas como: el uso de depredadores, parasitoides y hongos entomopatógenos.

 

“A través de estos encuentros se capacita a técnicos y productores, para que  puedan tomar decisiones  acertadas y oportunas,  mediante el uso de organismos benéficos para el  control de plagas que afectan  sus cultivos  y con ello obtener  productos de calidad que demandan los mercados”, señaló la funcionaria.

Al respecto, Carmen Trejo informó que el Gobierno del Estado, en convenio con la organización de Productores Agropecuarios por la Calidad (PROCAL), invirtió este año 3.9 millones de pesos en la construcción de una  planta de organismos benéficos, la cual se estableció en el municipio de Los Reyes, bajo la dirección de Instituto Nacional de Investigaciones, Forestales, Agrícolas y Pecuarioas (INIFAP).

 “Este centro produce los hongos entomopatógenos Beauveria y Metharrizum, los cuales son  proporcionados por el Centro Nacional de Referencia de Control Biológico de Tecomán, Colima”, dijo Trejo Rodríguez.

También dijo  que, en el presente año se ha apoyado a los productores para el control de plagas rizófagas en los cultivos de caña de azúcar, zarzamora y granos básicos, con productos biológicos.

‘’En la localidad de Tiríndaro, municipio de Zacapu se está apoyando a un grupo de productores para que de manera artesanal reproduzcan  cepas autóctonas de hongos, para el control de la gallina ciega, las cuales se obtuvieron como resultado de  un trabajo de investigación iniciado por  el INIFAP con investigadores Neozelandeses y que terminó el biólogo Miguel Nájera Rincón, miembro distinguido de  la sociedad mexicana de control biológico’’, concluyó.