ENERGÚMENO PREVARICATO/ INFOMANIA/ URUAPAN, MICH./ JUE-04-NOV/ El erario debe estar menguado para que salgan el alcalde y su tesorero a pedirle a los morosos y tracaleros que se caigan cadáveres con el impuesto predial.

 

Hay batos que deben hasta un quinquenio, pero, como todos los candidatos ofrecen  hacerles el paro de perdonarles los pagos, pues hay un rezago importante y si le sumamos los pliegos petitorios de los aguerridos líderes sociales que exigen tarifas preferenciales, pos se chingó la recaudación y por ende las participaciones federales.

 

¿A qué director municipal le dicen la capa de ozono? Porque cada vez se le hace el agujero más grande?, digo porque así están las tesorerías estatal y  municipal, con unos hoyotes crecientes por tanto lacra que mama de la ubre presupuestal. Hay asistentes de los secretarios de las ayudantías ¡qué chulada, mi cabrón!

 

Los gobiernos no tienen llenadera, no habrá presupuesto que les alcance para satisfacer sus decadentes vanidades sus traumáticos egos y su creciente ambición de poder; mientras los demás nos conformamos con hacer críticas a sus espaldas, rumiar algo de bilis y mentar madres pero sin usar nuestro derecho a exigirles transparencia, rendición de cuentas y, sobre todo mandarlos a mingar su chadre, con el voto.

 

Pero se nos frunce. Nos da güeva. Caemos en el pesimismo y dejamos que estos weyes sigan arriba, chupándonos la sangre ¡a tutta mamma! Eso nos pasa por agachones e indolentes.

 

La generación equis se fue a la cloaca, se fue a la goma sin interpretar -ni ejecutar- el rol histórico que le fue asignado en este ciclo histórico del bicentenario y centenario. Dejamos que la caja idiota nos masificara y nos volviera borregos-bueyes.

 

Y la prensa, como el chiste de PEPITO, ¡dormida! Mientras el futuro del país está hecho mierda.

 

Aay, este Prozac ha de ser de los que toma Fox, ¡pienso puras pendejadas!  ¡Ja! Mejor seré Felipe del Sagrado Corazón de Jesús: un bohemio de afición, amigo de las farras ¡Total, los niños y los borrachos….

 

 

Por cierto al Felipillo, le dicen el TORPEDO: de día TORPE y de noche PEDO ¡juar, juar, juar! Pinche desquite de los mexicanos. Con los chistes ingeniosos nos desquitamos virtualmente de los detestables políticos.

 

Y Toño Xerox entonces le deberíamos decir MATUTE, porque ninguno de sus GATOS le hacen caso, se pitorrean de él y los dejan en ridículo. O también le quedaría el mote TARZÁN, porque ambos están rodeados de ANIMALES solamente que al hombre mono SI, le hacen caso. ¡¡Jiote, jiote, jiote!!

 

¡Ooorale! Ya me siento mejor recordando los chistoretes comentados en La Pérgola este lunes. Como ese que al PAN de Uruapan le dicen CASA PEDRO DOMEQ porque cada vez hacen un PIOR  PRESIDENTE, ¡no les digo!

 

En fin, hay que ver que cuenta la Dama de Hierro sobre su asunto legal y de verdad esperamos que regrese, ¡pero lo que se llevó!.